¿NEGOCIARAN ALGO PARA ACABAR CON EL ASUNTO?

¿NEGOCIARAN ALGO PARA ACABAR CON EL ASUNTO?

P0R DANIEL BUTRUILLE

No cabe duda que el vaticinio que realizamos hace ya muchas semanas se está materializando en una forma dramática. Tal y cómo debe ser, la corrupción del sistema político mexicano, la corrupción de muchos de los hombres que se hacen llamar políticos, la corrupción de una clase que indebidamente denominamos clase política, ocupa el centro del debate necesario e indispensable con relación a la renovación de los poderes ejecutivo y legislativo mediante el proceso electoral que culminará el próximo 1ºde julio. ¡Qué lástima que este proceso de renovación no involucre también un poder judicial igual de corrupto que los otros dos, y adicionalmente, sometido vilmente a los otros dos. El debate es necesario para desenmascarar a los falsos profetas con caras de sepulcros blanqueados que dicen que nos gobiernan. El debate es indispensable para cuestionar un presidente que hizo de la corrupción el alma de su sistema de gobierno. Probablemente, todas las malas prácticas que aplicó eran parte de su forma de vida. ¿Se sorprendió cuando se las reclamaron cómo presidente, cuando las había aplicado con tanta impunidad como gobernador del Estado de México? El debate, lo puso como una situación incómoda para todos, el gobernador de Chihuahua cuando descubrió y documentó lo que todos sospechábamos en cuanto a los desvíos de los recursos federales hacía las necesidades  (enfermizas) y electorales del PRI. Elevó el debate a acusación y no tardaron en caer las represalias por parte de un gobierno que no sabe distinguir entre lo que todos llamamos corrupción y lo que él llama uso discrecional de los recursos del presupuesto. ¿Negociarán algo para acabar con el asunto? ¿O reventará el pacto federal en Chihuahua? Ver cumplido el vaticinio no aporta ninguna satisfacción. Porque mientras se lava la ropa sucia en medio de la plaza pública, no se tocan los temas relevantes para acabar con una pobreza que es a su vez consecuencia de tanta corrupción, no se aborda el debate esbozado y no enfrentado entre las bondades del Ingreso Básico Universal o de una generalización de calidad de los Servicios Básicos Universales. Esperemos que acabadas las dizque “precampañas” habrá reventado la herida de la corrupción y habrá soltado toda la pus maloliente que contiene para que empezando el verdadero tiempo de las campañas, prevalezcan las propuestas, la confrontación de modelos de sociedad y de modelos económicos, para que podamos escoger un futuro basado en expectativas positivas y no en inmundicias nauseabundas que apestan la vida social y política del país. butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x