EL PADRE VERA SALE EN DEFENSA DE LOS EX BRACEROS

EL PADRE VERA SALE EN DEFENSA DE LOS EX BRACEROS

ROBERTO GUILLEN

Que nos fuimos a la CDMX para instalar un plantón en frente de Gobernación (sí, donde despacha Adán Augusto, el presidenciable) para solidarizarnos con los ex braceros y exigir Justicia, Justicia, Justicia… Que esa fresca mañanita de septiembre se cumplían exactamente 80 años, cuando los gringos habilitaron el Programa Bracero, con el fin de que unos cinco millones de mexicanos se lanzaran a levantar las cosechas de la Unión Americana, dado que por esos días se andaban dando de pelotazos en esa cosa que llaman la Segunda Guerra Mundial. Y para no hacerles el cuento largo, de toda esa gran labor, el gobierno gringo les retuvo un 10% de su salario, denominado Fondo de Ahorro Campesino…peero que creen? Los gobernantes mexicanos se clavaron esa lanota. Hasta que allá por los 90 el pocho Ventura Gutiérrez dio con un documento de valor legal, que vino a destapar la cloaca y a movilizar a todos los mexicanos que participaron en ese jaez. Y es así como ahora este periodista iconoclasta se encuentra durmiendo en una tienda de acampar y comiendo cocina comunitaria con ex braceros y otros familiares de diferentes partes de partes de la República. Y cuando veo ese pintoresco y surrealista tanque de gas que se han traido los de Michoacán, mi sesera explota con un : pero que chingaos estamos haciendo aqui, cuando se supone que estamos en los días de la mentada Cuarta Transformación. Me acerco a un grupo de madres que comunitariamente almuerzan lo que han cocinado y le pregunto a una de ellas: Que haces aqui, madre? Y asi me responde: Es que Lopez Obrador no nos ha hecho Justicia. Nos prometió en campaña que ahora si nos van a pagar lo que les deben a nuestros familiares que se fueron de braceros a Estados Unidos, pero no ha cumplido.

La escena lastima la sensibilidad del periodista iconoclasta y una vez lo asalta la inevitable interrogante: pero que chingaos estamos haciendo aquí…????? cuando se supone que ya estamos en la mentada Cuarta Transformación.

Afortunadamente Alejandro Encinas salió al quite y recibió una comisión, para proponerles un pago en especie, que lo mismo puede ser una casa, un seguro médico, servicios funerales, etc. Parece que la entendedera si funcionó, pero no sabemos cuando vaya a empezar esto.

Al día siguiente se nos apareció el famoso Obispo de Saltillo, Raúl Vera, enfundado en riguroso negro. El mediático y amante de los reflectores, Alejandro Solalinde, declinó venir acompañar a los que tienen hambre y sed de Justicia.

Y en cada gesto parsimonioso que el Padre Vera le imprimía a ese místico instante cuando la sotana lo transforma en una entidad espiritual, este periodista iconoclasta pudo ver el auténtico Poder del Vaticano. Y no porque este rodeado de los frescos de Miguel Angel y otras joyas de la Capilla Sixtina. Nou, Nou, Nou… En plena calle el Padre Vera suministraba la Misa de Jesucristo a un puñado de mexicanos hambrientos de Justicia, mientras el portón de la Secretaria de Gobernacion – donde despacha el otro tabasqueño- era custodiado por los gendarmes del Poder. Si en otro tiempo al obispo Vera lo encontré un tanto cuanto teatral y palabreramente fatigante, ahora me conmovió cómo su rostro registraba un ligero temblor. Una sutil epilepsia sacudía su espíritu. Un arrebato de profeta – como los del viejo testamento- emprendía una feria de punzantes regaños contra un Tlatoani que ha faltado a su palabra:

Si tienes verguenza…haz lo que tienes que hacer…Si tienes verguenza cumple tu palabra y hazles Justicia a quienes te han llevado al Poder…si tienes verguenza…

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x