EL PATO ZAMBRANO VA POR LA GRAN CIUDAD

EL PATO ZAMBRANO VA POR LA GRAN CIUDAD

POR ROBERTO GUILLEN

Queridos lectores:

Cuanto gusto me dio ver a Patricio Zambrano revestido ya como el virtual candidato de la coalición PES-PT-MORENA para competir por la alcaldía de Monterrey, Nuevo León.

Ahi estaba el polémico e hiperactivo personaje, flanqueado por dos ex periodistas – Juan Manuel Alvarado y Asaél Sepúlveda – ahora incursionando en la arena política, como el Partido Encuentro Social y el Partido del trabajo, respectivamente.

Y si apreciamos la lucha del Pato Zambrano, es porque lo mismo hemos convivido con él en su casa, que en algún restaurant de la city, como degustar un suculento platillo en el Main Entrance de San Pedro: situaciones en las que hemos tenido la oportunidad de hurgar en su carácter temperamental. Momentos para palpar el rigor de su terquedad.

Ante una cuarentena de periodistas, Patricio exhibe en sus ojos la humedad que habla de sacrificio. Un incipiente llanto y celebración por haber cruzado el rubicón de su Ambición…

Y su discurso se agolpa, fluye a borbotones. mientras su madre le toca el cuello como la caricia de un amuleto. buscando ir más allá del Poder, buscando tocar las vibras sensibles, buscando tocar tierra con la simpatía que Dios le dio:

Yo soy un enamorado de la Ciudad…he caminado por sus calles, por sus banquetas, por sus colonias. Ahora soy tres años más viejo, pero también tres años más experimentado. Quiero cambiar a mi ciudad, quiero servir a mi ciudad

El personaje de la televisión carece de script, no le interesa el script, le importa un comino el script. Habla con el corazón, a borbotones:

En una ocasión acompañé a mi hijo al estadio de los rayados y un aficionado me pidio que lo acompañara a recorrer el estadio con una bandera. Y cuando terminamos de recorrer el estadio  me dijo:

¿Sabes que tres estadios llenos como este votamos por ti en las pasadas elecciones?

La Simpatía del Pato ha cruzado el Rubicón…y en su mirada hay un imán de Poder…y de brindar su Amor por la Gran Ciudad…

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x