LA POLITICA ES UN LODAZAL

LA POLITICA ES UN LODAZAL

POR DANIEL BUTRUILLE

Para los ciudadanos de Nuevo León, debe ser señal de alarma que Ciro Murayama, consejero electoral del INE escriba en una columna editorial: “El Consejo General del INE sancionó ayer (lunes 28 de mayo del 2018) un esquema de financiamiento ilegal de Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, durante la etapa de recolección de firmas, por 12.8 millones de pesos, que se desplegó en tres actos”. Resulta que Jaime Rodríguez Calderón es el gobernador con licencia, del estado de Nuevo León. El Consejero Murayama se dedica a describir el esquema denunciado: “652 servidores, adscritos a 29 dependencias, en vez de cumplir con su trabajo, se dedicaron en días y horas hábiles a la recolección de firmas de apoyo…. De ahí que el monto de recursos utilizados de manera ilícita, “sea de 2 millones 608 mil pesos.” (Desviados de los recursos estatales para los cuales todos los causantes pagamos impuestos.) Para no replicar todo el escrito de Ciro Murayama, basta aclarar que otro de los actos consistió en el traspaso ilegal de recursos de empresas a cuentas privadas para después ser trasladados a la cuenta del candidato o sea a la Asociación Civil establecida por el candidato. Sin olvidar que muchas de estas cuentas eran de ciudadanos de escasos recursos. ¿Seguimos? ¿Para qué? Para el millón de electores que en señal de rechazo a la partidocracia votamos por un candidato sin fe ni ley, dispuesto a cualquier cosa para seguir engañando al pueblo de todo el país, estas observaciones bien documentadas del Consejero Murayama son suficientes para llamarnos la atención. El candidato presidencial será denunciado en varias instancias. Para vergüenza de quienes lo elegimos gobernador. La pregunta es: ¿debemos aceptar que vuelva a tomar posesión de la gubernatura cuando se le acabe la licencia? ¿Aceptaremos como gobernador un individuo sin fe ni ley, deliberadamente tramposo? ¿Esto es Nuevo León? ¿Un estado sin rastro de legalidad? ¿Qué opina el Consejo Nuevo León, que ostenta a Jaime Rodríguez Calderón como presidente? La política es un lodazal. Los que juegan ahí no tienen miedo de embarrarse de lodo y de cosas peores. Allá ellos. Los ciudadanos, sí tenemos palabra en este asunto. Tenemos el derecho de exigir juego limpio. No tenemos por qué aceptar un tramposo evidenciado públicamente, en calidad de gobernador. ¿Así es como podremos enderezar a México? Como diría el caricaturista Calderón, entre Peña y el Bronco, no hacemos ni la mitad de uno. butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x