EL FRENESI DE LOS TIBURONES URBANOS

EL FRENESI DE LOS TIBURONES URBANOS

POR RAÚL A. RUBIO CANO

Hay un frenesí de “tiburones urbanos” para tragarse sitios de nuestra metropolitana ciudad y desarrollar los mentados “Distritos Urbanos” y, obviamente, sin referencia alguna a una idea de metropolización. Sólo se busca inyectar capitales (vaya usted a saber si de origen productivo o de otras fuentes “non sanas”); se busca, realizar grandes edificios para habitaciones, oficinas y otras espacios con la finalidad de operar a la vez, muy diversas actividades de servicios comerciales; para nada, se piensa ¿A quiénes se afectará? con esas obras; los impactos en el subsuelo metropolitana, el suelo y la atmósfera; el impacto en la infraestructura de vialidad, abasto de agua, luz, drenaje, etcétera. Todo ello debería de ser parte fundamental de los estudios previos a realizarse para autorizar esas obras y de ello, no hay gran cosa, a no ser los estudios de ¿Cuánto va a crecer mi capital sí desarrollo tal o cual edificación? y bueno, allá que se las arregle el que la compre y que el gobierno pague los daños ocasionados, si es que puede, por lo pronto, estas obras ya se van realizando con la venia de los alcaldes y funcionarios de los tres niveles de gobierno que los Zares inmobiliarios controlan y con las empresas de arquitectos, ingenieros civiles y sus constructoras, afines a tales Zares. En esto no hay piedad alguna para valorizar sus capitales sobre la metrópoli, su gente, su historia y su cultura, no hay interés alguno para construir una vida metropolitana sana en armonía de hombres y Naturaleza, porque a estos desarrolladores del mal y su séquito de supuestos profesionales del urbanismo, la arquitectura y las ingenierías, amafiados en muy diversas constructoras, despachos y centros financieros, sólo buscan su interés particular, el cómo saquear la tierra, los bolsillos de sus clientes, las finanzas públicas y para nada, quieren saber el de salvaguardar el bien común y el respeto a la Naturaleza. Como diría el arquitecto Javier Sánchez, director del IMPLAN de Monterrey, refiriéndose al nuevo Distrito Urbano, La Purísima-Alameda, que se diseña para 369 hectáreas y 264 manzanas, abarcando Morones Prieto, Tapia, Venustiano Carranza y Guerrero: “Esto es similar a lo del Distrito Tec” diría Sánchez,  al periódico El Norte (6/8/2018) y agregó: “Se busca a como dé lugar no seguir creciendo horizontalmente, buscar la compactación de la Ciudad y favorecer los usos mixtos, altas densidades, crecimientos verticales en las soluciones de desarrollos”. Purísima-Alameda, ya está en consulta abierta al público, desde el pasado 1 de agosto al 11 de septiembre y, mañosamente, ayer se publicó en El Norte, las declaraciones del presidente de la Sociedad de Urbanismo de Monterrey (SURMAC), Javier de la Fuente, quién dijo estar de acuerdo siempre y cuando se adecue la infraestructura para esta céntrica zona, o sea, un paso mediático para darle el espaldarazo al proyecto. Ya los vecinos del Distrito Tec, Distrito Independencia y otros se viene quejando de esa maldad llamada Distritos Urbanos. ¡Pa´l Baile vamos! La insurgencia vecinal subirá de tono ¡Órale! raurubio@gmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x