«PRIMERO ME CORROMPO…LUEGO EXISTO»

«PRIMERO ME CORROMPO…LUEGO EXISTO»

POR DANIEL BUTRUILLE

 

Por decisión de la Secretaria de la Función Pública, Arely Gómez, robar menos de 10 millones de pesos no será relevante y no merece ser investigado por su Secretaría. Que se encarguen los Órganos Internos de Control. Ella no tiene tiempo para atender estas menudencias. Tampoco será tema de interés de la señora si el involucrado no es director general o de nivel superior, y si el asunto no tiene impacto político o social. Para completar el cuadro, si la prensa no le da cobertura al caso, entonces que la Secretaría tampoco le de importancia. Con estas aclaraciones de la brillante Secretaria, antes Procuradora General de la República y cuyas calificaciones relevan más de parentesco que de capacidades, uno se pregunta si realmente servirá de algo el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), cuando una de los integrantes del Comité Coordinador, pieza central del SNA, define de antemano que solamente quiere atender peces gordos y solamente si la prensa le va a dar cobertura al caso. Con estas puertas abiertas a la corrupción “menor”, se van a multiplicar los pececitos y van a ser muy cuidadosos en no llevarse más de 9.9 millones de pesos a la vez. No cabe duda que la corrupción está bien anclada en el sistema político y en su jerarquía. Hace más de treinta años, Gabriel Zaid ya lo había diagnosticado: «la corrupción no es una característica desagradable del sistema político mexicano: es el sistema mismo». La Secretaría de la Función Pública sigue manejando una política demasiado discrecional. Cuando denuncian pillos, denuncian los montos, más no los nombres de los involucrados. ¿Será por respeto a los Derechos Humanos? ¿Se debe respetar los derechos humanos de los ladrones abusivos que hacen uso indebido de los recursos públicos? Así, nunca acabaremos con este problema que está hundiendo al país pero asegurando la prosperidad de sus élites y de su clase política. ¿Qué va a alegar la señora cuando el Comité de Participación Ciudadana del SNA le reclame su postura? ¡Qué roben los pequeños a su antojo! A mí solamente tráiganme peces gordos siempre y cuando esté la prensa y la televisión para cubrir el asunto. Falta todavía un largo camino por recorrer para que funcione el Sistema Nacional Anticorrupción. PD. El mal ejemplo cunde más fácilmente que el bueno. Después de la farsa de informe del gobernador de medio tiempo ante un Congreso pasivo, ahora anuncia Mauricio Fernández que presentará su informe a puerta cerrada, solamente para el Cabildo. El medio gobernador abrió la puerta para que los ejecutivos municipales pisoteen el principio de la rendición de cuentas. Ya dejaron saber que no aceptan cuestionamientos de la ciudadanía, ahora, deciden hacer de la rendición de cuentas un ejercicio secreto y a oscuritas. No cabe duda que un mal líder es imitado en sus costumbres malas. ¡Qué lamentable que se desperdicie el hábito de dar la cara y de rendir cuentas publicas! ¡Qué falta de vergüenza! butruilled@hotmail.com

 

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x