LA ASAMBLEA DE LOS PAJAROS…

LA ASAMBLEA DE LOS PAJAROS…
POR ROBERTO GUILLEN
Si el emblemático Peter Brook nos devela el “ Espejo enterrado” que connota La Asamblea de los Pájaros, una obra del escritor sufí Farid Uddin Attar, que vivió en la Persia del siglo XII, es porque su contenido reviste un manantial de teatralidad, mística y búsqueda…que el director David de la Garza ha montado en el Auditorio Luis Elizondo, como una valiosa propuesta escénica del departamento de difusión cultural del Tec de Monterrey.
En la era del Photoshop nada como presenciar la viva representación que 15 jóvenes hacen del aviario en busca de su Ave Rey, denominado Simorg. Un vuelo espiritual que espejea con las fábulas de Esopo, el Principito y alguna que otra pincelada mágica de Alicia en el país de las maravillas.
Asistimos al concierto-plumaje de la Diversidad, que fragmentada en un feroz y epiléptico individualismo-en-boga… terminan por estrellarse como esos pájaros metálicos contra la montaña de la fatalidad y enlutando a las mismas ilusiones perdidas.
En cada expresión gutural, en cada aleteo y en el vaivén de los hombres´-pájaro que parecieran desplazarse entre los estampados laberínticos que ilustran una alfombra persa, emerge la Mosca del Individualismo que enferma, transtorna y deforma como aquellos días de “látex” en que concluyó la máscara de Michael Jackson. Es un montaje donde tras cruzar los siete valles del misterio- en busca de la Deidad que todos nos inventamos- caemos en la cuenta de que tan sólo se trató de algo así como el streap tease de la Ilusión:
Donde la sombra se funde con el sol
El camino permanece abierto
No hay guía ni viajero
El espejo enterrado de Peter Brook nos susurra que el Amor ama las cosas difíciles
Y la pantalla cósmica del poeta persa nos invita a jugar el Juego del Amor…
(Notas publicadas el 5 de marzo del 2017)

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x