LOS SOLDADOS DE LA CULTURA…

LOS SOLDADOS DE LA CULTURA…

POR ANULFO LUIS CANALES FLORES

ACERCA DE OPUS 102.1:
Es comprensible, mas no justificable, que la mayoría de la población ignore o desprecie las manifestaciones culturales de alto nivel, y me refiero a todos los géneros, no sólo a la música clásica. Obvio ésto es debido a la nula importancia concedida por el gobierno a la educación y la cultura, y a el continuo e invasivo bombardeo de música chatarra comercial por los medios que no dejan casi espacio a propuestas alternativas. Lo que es intolerable es que esta indolencia también se manifieste en los profesionales de la promoción cultural.
Opus 102 es una estación de lujo, única a nivel nacional. Deberíamos estar orgullosos de que nuestro estado sea vanguardia en este campo. Un oasis entre la mierda que campea actualmente en los medios. Se ha mantenido estoicamente a través de muchos años resistiendo los embates de ruines intereses políticos que lo último que desean es la promoción de la cultura. Ninguna estación de radio a nivel nacional tiene la diversidad de programación –música clásica, folclor, flamenco, jazz, rock progresivo, blues, música del mundo, poesía, teatro, cine, literatura, música electrónica, trova, etc.- y todos estos programas producidos por especialistas del mas alto nivel; productores malpagados y en el mejor de los casos víctimas de la indiferencia y trato irrespetuoso de las sucesivas direcciones incompetentes que han tenido que sufrir. Pero ahí están; como soldados de la promoción cultural, cumpliendo una misión que va mucho más allá de la mera retribución económica, simplemente por la vocación de contribuír a la cultura nacional.
Despreciar esta entrega no sólo es una negligencia imperdonable; es un verdadero acto de ingratitud.
Y sí, lo dice un profesional que ama profundamente a la música y que no desprecia ningún género –excepto el reggatón-: La música clásica –pésele a quién le pese- es la que tiene el nivel mas alto de todos los diferentes estilos mencionados y por lo tanto debe ocupar un lugar predominante en la programación de una estación cultural. La sordera ya es otro rollo.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x