JAVIER LOZANO Y EL STREAP TEASE DEL PRIAN

JAVIER LOZANO Y EL STREAP TEASE DEL PRIAN

POR DANIEL BUTRUILLE

El senador Javier Lozano le dio justificación total al término de PRIAN que algunos comentaristas mal intencionados habían inventado para denunciar la alianza tácita entre los dos partidos que han ocupado la presidencia y que juntos con algunos empresarios, constituyen la “nomenclatura” del sistema político actual. Su renuncia brutal al PAN no tiene peor equivalente que su nombramiento, en menos de 24 horas, al puesto de portavoz del candidato que los priistas están empujando para la presidencia de la República. PAN-PRI no tienen mayor diferencia que PRI-PAN. Claro, hablamos del PAN que moldeó Felipe Calderón en búsqueda del poder político allá por los años noventa, no del PAN de Carlos Castillo Peraza, cargado de principios y de ideología y que le tenía pavor a la corrupción del poder. Parecería que la idea de “Por México al Frente”, haya tenido cómo principal objetivo hacer olvidar el PRIAN, gracias a una alianza aparentemente anti natural con el PRD y Movimiento Ciudadano. Esta alianza, que entre otros propósitos tiene él de rescatar al PRD del naufragio al cual lo sometió la desbandada causada por la deserción hacía MORENA, se promovió en sus inicios cómo el instrumento para buscar un nuevo sistema político en México, y para ocupar un espacio privilegiado en el centro izquierdo del espectro político mexicano. Todo da a pensar que sus arquitectos son Agustín Basave del PRD, Miguel Mancera, el perredista sin pertenencia partidista y Javier Corral del PAN, sin menospreciar a los Chuchos del PRD y algunos panistas conscientes de la deriva en la cual se estaba hundiendo su partido con Felipe Calderón y su esposa. Javier Lozano no soporta “Por México al Frente”, prefiere defender la casta en el poder y pelear para mantener sus privilegios. Junto con él, quedan todavía varios panistas que al mantener su etiqueta, hacen el juego más turbio y más confuso para los electores. Se está redibujando el mapa partidista, y la partidocracia tradicional quedará identificado con los que se exhiben con el PRIAN. La jugada de Javier Lozano, éticamente muy cuestionable, tiene el mérito de evidenciar una alianza que nadie quería reconocer. Para clarificar el panorama, urge que “Por México al Frente” planteé con transparencia cual es el nuevo sistema que quieren empujar, y que abandonen la cancha lodosa de los ataques personales, dimes y diretes, para ofrecer sin tapujos una elección basada en un nuevo modelo de país y no una elección de enfrentamientos personales, estériles y que no aportarían nada a la construcción de un nuevo país. En su desfachatez, Javier Lozano tiene el mérito de dejar claro quiénes son el PRIAN. Quedará a los integrantes de “México al Frente” proyectar la imagen de un nuevo sistema político y cargar esta imagen con las virtudes democráticas que permitirán diseñar un país moderno, con espacios para todos, esperanza para todos y oportunidades para todos. butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x