El Gobierno le teme a un pueblo educado

El Gobierno le teme a un pueblo educado

KDAVID RAMÍREZ / @KdavidRmz

Mientras más pasa el tiempo y se repiten los casos, queda claro que el Estado, el Régimen Político, el Gobierno Mexicano le teme a un pueblo educado, le teme a la posibilidad de que la población sea crítica y deje de enviciarse con telenovelas baratas, con televisión basura; le temen al pensamiento crítico y por ende promueven el absurdo como regla en los medios de comunicación.

El Gobierno muestra su cara más vulgar, la máscara de una bestia que nunca se ha ido por más que se vocifere una pujante transición democrática, lo vemos en los crímenes impunes, los cientos de asesinatos no resueltos, ni castigados que a diario sirven de mensaje a la población: «¡No se alebresten! Que aquí no pasa nada».

Con ese mismo descaro, el Estado ha golpeado a los centros mismos de donde surgen, o deberían de surgir las voces críticas de los jóvenes. Así la historia reciente de ataques a las normales, sindicatos magisteriales y a todo el sistema educativo con las reformas impuestas. Pero además, hemos visto como las universidades antes que transformarse en instituciones críticas al absurdo del Gobierno se han alineado al son del Poder y se han encargado de formar profesionales ansiosos de servir a un sistema político y económico abusivo.

De este mismo odio a la educación, odio al pensamiento, odio institucional a la inteligencia, proviene el ataque a los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis) del Frente Popular Tierra y Libertad. Es el Estado quien quiere monopolizar la razón, quiere imponer su realidad y la educación es la enemiga principal de este Monstruo Bruto.

Instruir estudiantes integralmente, formar a pequeños y jóvenes plenamente y hacerlos conscientes de esa condición humana que les da la posibilidad de transformar su realidad para progresar, se ha convertido en un acto de desafío al Estado, una provocación que amenaza todo sobre lo que está fundado el actual Gobierno Mexicano: la irracionalidad.

Bloquear los fondos para evita que los Cendis puedan dar servicio a miles de niños sólo demuestra que el Régimen Político es capaz de atropellar a los más indefensos con tal de imponerse, con tal de monopolizar la educación que en su razonamiento debería de servir a los intereses del Estado y no del Pueblo Mexicano.

Por eso hoy más que nunca vale la pena voltear a ver lo que el Gobierno está haciendo en contra de organizaciones que promueven la educación progresista, por eso hoy, en boca de todos los que amamos la Libertad, en boca de todos los que deseamos un mejor futuro para nuestros hijos, en boca de todos quienes aspiramos a un país educado y justo, debe resonar la frase: #YoSoyCendi

admin

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x