LAS INSTRUCCIONES DEL CHAPULIN…

LAS INSTRUCCIONES DEL CHAPULIN…

POR ARISTEO JIMENEZ

Hoy Por la mañana me encontré en una calle de la colonia Tierra y Libertad a El Chapulín, encargado de la imprenta donde aún se hace publicidad impresa relativo al movimiento Tierra y Libertad, siempre lo he conocido solo por el apodo. El Chapulín es un hombre ya pasado de los sesenta años, delgado, de tez blanca, pelo canoso y con una sonrisa eterna, es un legendario activista social miembro del Partido Rojo,de inclinación comunista al que también pertenecen El Dr. Héctor Camero he Ignacio Staines, ellos no se vendieron al gobierno ni se han hecho millonarios como el otro grupo que se formó en el movimiento urbano popular de la lucha por tener un terreno propio, que comenzó a principios de los años setenta. Hablo de Alberto Anaya y su partido familiar–Partido del Trabajo— El Chapulín lo recuerdo muy bien, me mandaba a repartir volantes con propaganda socialista a la entrada de La Cervecería Cuauhtémoc, La Vidriera, Galletera Mexicana y Aceros Planos,esto era por la madrugada, yo tenía 13 años y no tenía miedo, por la simple razón de que no entendía muy bien la doctrina comunista, basada en el pensamiento del líder chino Mao Tse- Tung. Varias veces me pescaron los guardias, aparte de quitarme los volantes me interrogaban sobre la persona que me había enviado a repartirlos, yo solo contestaba las instrucciones de El Chapulín—Diles que un señor te pagó 20 pesos por hacer eso y que tu en realidad eres vendedor de periódicos—lo que no sabe El Chapulín es que los guardias varias veces cortaron cartucho y me apuntaron con la pistola a la cabeza. Una vez los vigilantes de La Cervecería me secuestraron dos horas, porque a fuerzas querían que los llevara con el autor del pasquín,silencio total y después una amenaza—si te volvemos a ver repartiendo propaganda subversiva te tiramos a matar—y al otro día ahí me tienen repartiendo los volantes y viendo para todas partes y tan pronto veía una carro acercarse, echaba a correr. Varias veces me han disparado balas ,pero esta es otra historia, solo adelanto que fueron en la época de mi juventud universitaria y que fueron izquierdistas intolerantes los que lo hicieron.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x