EL CRONISTA AMATEUR DE MONTERREY

EL CRONISTA AMATEUR DE MONTERREY

POR ROBERTO GUILLEN

Queridos lectores, hoy nos interesa dedicarle unas líneas al maestro Juan José Silva Benítez, quien con el paso de los años y la vitamina de la terquedad y/o la fascinación por la historia, ha venido granjeándose el aprecio y el reconocimiento de los mismos duchos que integran la Asociación de Cronistas de Monterrey, tal como ocurrió el otro día cuando lo ungieron Cronista en el recinto del Congreso del Estado de Nuevo León.

Particularmente me da un chingo de gusto porque, a pesar de que no cuenta con grado académico alguno, el buen J.J., como solemos llamarlo sus amigos, lleva en la epidermis un novelesco prurito por contarnos el pasado del Ecce Homo.

A diferencia de los académicos convencionales, su cubículo suele estar conformado por el azar y la misma curiosidad humana… por el afán de Saber los meandros del cómo fue, quién fue, cómo estuvo la cosa. Lo mismo puede ser un cafetín proletario, que un restaurant de Alta Cocina. Mañana lo ven recorriendo las tumbas del panteón Del Carmen y después te lo topas entre turistas preguntones disfrutando el Paseo Santa Lucía.

¿Que más podemos decir del J.J.?

Pues que ya tiene su programa de televisión, donde en compañía de otros duchos, como lo es el vecino de Sabinas Hidalgo, Hector Jaime Treviño Villarreal, discurren de tópicos diversos del pasado.

Y la foto que ven ustedes, queridos lectores, lo dice todo…

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x