CUANDO EL PERIODISMO CULTURAL AGONIZA: FISURAS

CUANDO EL PERIODISMO CULTURAL AGONIZA: FISURAS

POR ANDRES VELA

Justo cuando el periodismo cultural agoniza, entre la indiferencia de lectores y editores, so pretexto de la falta de presupuesto (vital o económico) para darle el lugar que merece, aparece Fisuras.  Justo cuando el periodismo cultural de Monterrey recula, doblando las manos ante lo que parece una muerte inminente, y prefiere recelar las migajas antes que lanzarse al vacío como kamikaze, surge Fisuras.

Intentando ser una fisura que resquebraje ese escenario lamentable, de desaparición de suplementos y reducción de revistas a su mínima expresión. Intentando ser una abertura para lo posible, que no obstante su condición de rompimiento, se une a otros esfuerzos periodísticos que hay en la ciudad, pataleando hasta el último aliento por mantener viva la voz crítica.

Hacia allá apunta Fisuras, en la tradición de Vuelta o, por qué no, en la del Aquí vamos, ejemplos ambos de los alcances de la pluma y la imagen; la posibilidad de cultura que también se politiza, y no escatima talento para la lectura del contexto social. Es una publicación que nace de esas fisuras del tejido social, y que busca ser consciencia de ellas, al tiempo que recupera expresiones artísticas, donde pueda abrevar el alma.

Bajo la dirección e impulso de Ruth Rodríguez, fotógrafa y promotora cultural, es una extensión de los esfuerzos que anteriormente ha desarrollado, como el colectivo Espacio Común y diversos talleres en la instrumentación de la cámara y técnica fotográficas. Detalle insoslayable es el hecho de que, en los días que corren, tenga el atrevimiento de publicarla en “físico”; Fisuras ha comenzado por lo más difícil y menos aconsejable, teniendo también el mérito de contar con un diseño que se destaca por encima de los formatos ordinarios.

Fisuras es espejo, es llamado y es reflejo: el nombre de la publicación es una declaración de principios. Hacer patente ese velamen de fisuras que cae sobre nuestra sociedad, todos sus recodos y derivaciones. Por otra parte, como publicación originalmente cultural, ha procurado la diversidad de registros, voces que se manifiestan a través del ensayo, la crónica, el relato, la nota periodística o el dibujo. Asimismo, las firmas que llenan sus páginas son tanto de artistas locales como de artistas que tienen trayectoria a nivel nacional; ya sea plumas incipientes como académicos de prestigio, todos caben aquí.

La publicación salió a la luz con un número dedicado a la violencia, el próximo está dedicado a la marginación, no serán los últimos, así que si alguien desea colaborar, aquí el contacto al que pueden enviar sus textos: somosysoy@gmail.com

Dato impostergable: a Fisuras no la sostiene nadie, más que su Directora. Y es un proyecto autogestivo no por pose pseudoideológica, sino porque no va a esperar que le digan que hacer. Salud.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x