CUATRO CIENEGAS: PUEBLO MAGICO

POR ARTURO CONTRERAS ARQUIETA

BIOLOGO

UN VALLE DE ALAS BELLAS Y VORACES

 

El Valle de Cuatrociénegas es reconocido internacionalmente, entre otros aspectos, por su gran diversidad de plantas y animales. En diversos grupos, el valle está en los primeros lugares de diversidad.

 

Uno de estos grupos de animales en los que Cuatrociénegas ocupa un lugar importante es en las libélulas, caballetes o caballitos del diablo. Insectos voladores considerados como depredadores y cazadores muy eficientes.

 

Se alimentan de otros insectos que cazan al vuelo  durante el día y cerca de las famosas pozas. Estos bellos animales, peligrosos para otros insectos voladores, pero no para las personas, no pueden vivir alejados del agua debido a que sus larvas son acuáticas. Y así lo han sido desde hace 350 millones de años. En esa época aparecieron numerosos tipos de insectos, de ellos, sólo las libélulas y las moscas de mayo  sobreviven en la actualidad.

 

La importancia de las libélulas de Cuatrociénegas estriba en que, hasta hace pocos años, se consideraba que el sitio con mayor riqueza de especies de libélulas en Norteamérica, era el Área Natural Protegida de Los Tuxtlas, Veracruz, con 45 especies distintas.

 

UN grupo de biólogos, liderados por el experto en libélulas de México, el Dr. Enrique González Soriano, de la Universidad Nacional Autónoma de México, realizaron los estudios para conocer las especies presentes en el Valle y encontraron una riqueza superior a la de otros sitios.

 

Con 63 especies distintas de libélulas, Cuatrociénegas es la región con mayor riqueza de especies de todo Norteamérica, incluyendo Canadá, Estados Unidos y México. Además, el equipo de trabajo de campo descubrió una especie que fue descrita recientemente como Libellula coahuilteca, por la relación de los nativos coahuiltecas que habitaron la mayor parte del estado de Coahuila. Una mas de las especies endémicas que dan fama al Valle de Cuatrociénegas.