EL MONOLOGO DE UN PATRIARCA EN SU 80 ANIVERSARIO

EL MONOLOGO DE UN PATRIARCA EN SU 80 ANIVERSARIO

ROBERTO GUILLEN

@iconoclasttablue

No tiró rollos doctrinarios. No nos aburrió con la melodramática palabrería del teatrero superfluo.
Nou,Nou,Nou… como evocando aquella expresión de Borges: Hay un momento en que un hombre se define para siempre quién es.

Al micrófono el gran Luis Martín evoca esa verdad que Balzac nos brinda en La Cousine Bette : hay figuras que dicen más con el espesor y la profundidad de un saludo. Que con la leve y apenas perceptible inclinación de su rostro, comunican mas de lo que se pudiera perorar.

Ante la vibrante festividad de la comunidad teatral, convocada por la UANL, parsimoniosamente un hombre de Teatro se aproxima al micrófono, y revestido de una intocada Dignidad, no precisa de estampar su discurso en un papel, por lo que evita la escena cansina del viejo que extrae su acordeón y acto seguido hace uso de sus gafas para ejercitar con todo cuidado el número protocolario

Nou,Nou,Nou…

El Patriarca asume su destino y sin más preámbulos nos brinda
el Monólogo de su vida:

Qué sigue?
Hay proyectos. Sigo teniendo proyectos. Soy un hombre que vive el presente. Soy un ciudadano que ve por los otros ciudadanos. Que lucha por la Justicia. He decidido ser Libre. Sí, Libre para expresarme, para decir lo que creo, para manifestar mis ideas,para Ser…Libre para Amar.

Al instante este periodista iconoclasta estalló de júbilo y se erigió para brindarle un sonoro aplauso. Ya ven ustedes que el mismo Diógenes iba por la vida con su lamparita y la epilepsia cantaleta de una búsqueda incurable y atemporal: Ando-buscando-un-hombre-libre-ando-buscando-un-hombre-libre-ando-buscando-un-hombre-libre…

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x