Hoy miércoles, 28th febrero 2024
Últimas noticias

Lo que mueve al mundo

GILBERTO LÓPEZ Y RIVAS, UN REVOLUCIONARIO DE TODA LA VIDA

GILBERTO LÓPEZ Y RIVAS, UN REVOLUCIONARIO DE TODA LA VIDA

ROBERTO GUILLEN

@guillenwriter

En lugar de titular el libro «Nadie puede ser amigo de todos», este periodista iconoclasta le hubiera llamado «Soy comunista y quiero cambiar al mundo». Porque a través de las páginas de su obra nos encontramos con la entereza de una Dignidad que no sucumbió a ninguna ominosa estructura de Poder.

Una vida marcada contra el imperialismo. Que en tiempos de la llamada Guerra Fría, se hermana con la Causa de la Unión Soviética. Son las novelescas memorias de un antropólogo que quiso cambiar al mundo. Que se internó como un agente soviético en las entrañas del imperio, y cuando le caen los gendarmes del FBI, junto con su esposa Alicia Castellanos, no vacilan en asumir que luchan por un Ideal: Sí, somos comunistas y queremos cambiar al mundo».

***

Gilberto y Alicia

Alicia y Gilberto

Esparciendo por el mundo

el perfume de la solidaridad internacional

***

«También, a finales de febrero de 1980, viajé a Nicaragua para incorporarme a la ayuda internacionalista que la revolución sandinista requería de los latinoamericanos. Una de las más hermosas experiencias que puede vivir un revolucionario es presenciar los primeros pasos de un proceso de transformaciones sociales y políticas, como el que tuvo lugar en esos meses posteriores a la toma del poder por los sandinistas.

Nicaragua. Revolución. El privilegio de vivirla.

***

Así les hablaba a los brigadistas de Nicaragua , que ya emprendían una campaña de alfabetización:

«El imperialismo y las burguesías locales tratan por todos los medios de acabar con la experiencia histórica de los pueblos, las experiencia de lucha y la resistencia, para causar una amnesia histórica y secuestrar la identidad nacional»

***

De su experiencia partidista, el revolucionario sale bien librado. Tras gobernar Tlalpan, observa cómo el PRD se convierte en una mera «agencia de colocaciones, en una maquinaria de ascensos sociales que se reproduce y controla todo». Es decir, el PRD y sus estatutos se volvieron de chicle totito.

***

Su pasado de agente soviético lo persigue como una mancha que a unos escandaliza y a otros seduce. Obviamente, el revolucionario internacionalista abraza la Causa Zapatista:

«Desde la tierra y el territorio se mide y se calcula el tiempo. La tierra atrapa el sudor y el sufrimiento, las esperanzas y alegrías. Desde ahí se vislumbra la mañana, la noche, el frío, el color. La naturaleza no está escindida de los sujetos, como sucede en las grandes urbes, sino que existe en estrecha interrelación con los pueblos. La tierra y los territorios, en síntesis, no son para los pueblos indígenas una mercancía más susceptible de ser enajenada; son, por el contrario, la fuente de su riqueza material y espiritual; las condiciones de su ser en el mundo.

***

Nota: el libro contiene un soberbio prólogo del argentino Nestor Kohan. Aquí unas lineas del mismo:

«Por eso estoy convencido que este relato será de gran utilidad para que una nueva generación de rebeldes de todos nuestros países aprenda y se eduque en el espíritu de la militancia revolucionaria antiimperialista, basada en una ética comunista, en grandes ideales, ajenos por completo al mundo mediocre del mercado, el dinero, el egoísmo y el interés personal. Nada de «amor líquido» o «pensamiento débil». Aquí Gilberto nos muestra otro camino, el del amor revolucionario, el de la pasión por la transformación revolucionaria de la sociedad en las tareas más diversas, pero siempre con el mismo objetivo: cambiar el mundo de raíz.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x