EL INFINITO DOLOR DE UNA MADRE

EL INFINITO DOLOR DE UNA MADRE

POR ROBERTO GUILLEN

No esperaba encontrármela. No pensé que una vez más mi destino de cronista tendría una cita con los rostros del Dolor, que cotidianamente se te aparecen por el whatsapp, por la talera, el twitter, en los artículos que Javier Sicilia escribe en la revista Proceso, en los reportes de Leticia Hidalgo por el facebook, en…en…

Su mirada tristemente infinita. La desolación de una madre flotando en una interrogante de sangre y espinas. Una madre sufriendo el Abismo de un estado forajido. Junto ella el Fufito y la camarada Blanca Guzmán. Frente a ella, los vecinos de su colonia gritando:

¡No estas sola!

¡No estas sola!

¡No estas sola!

Ella carga en su espalda una mochila y en sus manos sostiene un letrero con su capital exigencia:

Justicia   

Ella es Verónica, la joven madre que se fue al Palacio de Gobierno a instalar unas veladoras en memoria de su hija Lesly Rubí, quien después de ser secuestrada, fue encontrada enterrada entre los matorrales de una casa abandonada…

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x