ALTERNATIVA ONCE: LOS RIESGOS DE UNA VANGUARDIA

ALTERNATIVA ONCE: LOS RIESGOS DE UNA VANGUARDIA

POR ROBERTO GUILLEN

Queridos lectores, anoche tuvimos la oportunidad de estar en la re-apertura de la Galería Alternativa Once, donde terminamos por convencernos que se trata de un proyecto cultural que lo distingue el sello de un concepto generacional- vanguardista.

La Galería como un ente vital reclamando y conquistando su espacio de expresión, mediante la exposición colectiva, que lleva por título Soñar con Carretera , y donde participaron los siguientes exponentes:

Gina Arizpe, Sebastián Beltrán, José Luis Díaz, Leo Mars, Gerardo Monsivàis, Damián Ontiveros, Daniel Pérez Ríos, Adrián Procel, Mayra Silva, Marco Treviño y Ernesto Walker.

Si bien es cierto, que cada expresión estética la contiene un estricto juego de autonomía, con la nueva locación los amantes del arte podrán contar con otro juego de espacialidad para contemplar las obras, enriqueciendo el goce estético en la tónica de un sube y baja.

La Noche de Alternativa Once unos la encontraron apocalíptica con ese círculo giratorio donde van amarrados unos recipientes donde las gasolineras suelen vender los combustibles  para el automovilista. La obra, que lleva por título Círculo Vicioso, nos hizo pensar el anunciado Game Over de la Civilización  en los labios del  científico Stephen Hawking. Sí, nos provocó una suerte de hipnosis en el mítico vértigo del  Samsara.

A un financiero que andaba por ahí le gustó el área interactiva donde se trata de trazar una imagen con un sentido pornográfico para ilustrar el rutilante cinismo de los políticos de nuestro tiempo. Nos dijo que descargó su pus allá por Veracrúz.

Hay dos instalaciones que lúdica y conceptualmente nos exhiben con las pupilas asfaltadas. El Rey Concreto como una criatura que lloriquea con sus mortajas. La profecía de una intuición flota en las salas de Alternativa Once.

Y no podía faltar la Isla de la Infancia, cuyos trazos y colores ahora nos interpretan los violines de un cuarteto de cámara…mientras bajo la noche sampetrina un barman del Maverick despliega su estilacho para saciar las gargantas de la noche ritual…

 

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x