POBRE MEXICO…

POBRE MEXICO…

POR DANIEL BUTRUILLE

Ya que los tres “precandidatos” presidenciales fueron confirmados por sus partidos o coaliciones, solamente falta saber a cuantos candidatos “independientes” avalará el INE para integrar la boleta presidencial del 1º de julio. Fuera de los últimos pataleos de Margarita Zavala (en ausencia) en Nuevo León bajo el patrocinio de Fernando Canales Clariond, panista, ex miembro del Consejo Nacional del PAN, parece que ni la pre candidata indigenista ni el ex periodista Ferriz de Con lograrán su inclusión. Una lástima por lo que representan, un ahorro en vista de la ausencia de una segunda vuelta, que cada día se hace más indispensable para legitimar el proceso electoral en un entorno pluripartidista. Entorno positivo por la diversidad que significa, pero un estorbo en ausencia de una ley electoral civilizada e incluyente que permita a cada quien expresar su preferencia en una primera vuelta y finalmente escoger un candidato en segunda vuelta. Algún día llegaremos a la madurez política necesaria para aceptar esta segunda vuelta. Algún día, el presidente de México gozará de la legitimidad electoral que tanta falta le han hecho a los últimos presidentes. ¡Que diga que no el presidente Peña! Todo indica que el futuro presidente será electo con menos del 20% de aprobación del cuerpo electoral. (30% de aprobación de un 60% de votantes). Lo que nos debe de preocupar, es el autoritarismo manifestado en cada coalición, que hace ver que la competencia final será un reflejo de una lucha entre tres personas y no una lucha entre tres propuestas y tres visiones de país. Los rumores del nombramiento de Rubén Moreira a la presidencia del PRI, confirman la decisión del presidente Peña, que lo que no pueda ganar, intentará arrebatarlo. Tal y cómo ocurrió en Coahuila, llevando a la gubernatura a un candidato derrotado en las urnas e instalado en la silla por un tribunal cuyo juez principal se llama EPN. Tampoco tranquilizan mucho los cuestionamientos al estilo autoritario del candidato panista. Si Javier Corral hizo una corrección forzada, esto no quita la protesta airada frente al proceso de nombramiento de los senadores plurinominales. Del lado de Morena, se empieza a desmoronar la congruencia de un proceso que llevará a un exiliado cuestionado por manejos gansteriles al Senado de la República. Pobre México. En efecto, cualquiera sea el resultado de la elección presidencial, la clave del próximo sexenio residirá en la composición del Senado y de la Cámara de Diputados. Con Napoleón Gómez Urrutia en el Senado, en lugar de Carlos Romero Deschamps , el título de la obra será: “¿y dónde está el Chapo?”. ¿Podría el PRI negociar su repatriación? Triste ironía para disimular la triste realidad de un entorno político enfermo de sus actores. ¿No podrá México armar un mejor elenco? ¿Tendrá México mejores actores? butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x