DE LA PARTIDOCRACIA AL CAOS ELECTORAL

DE LA PARTIDOCRACIA AL CAOS ELECTORAL

POR DANIEL BUTRUILLE

La Comisión Estatal Electoral aprobó 93 candidaturas “dizque” independientes para la próxima contienda electoral en el Estado de Nuevo León. 52 son candidatos a alcaldes (hay 51 alcaldías que todas tienen sus candidatos representativos de los partidos tradicionales) y 41 son candidatos a diputados locales, cuando solamente están en juego por la vía directa 26 curules. Estos números constituyen un veredicto muy negativo para los partidos políticos. ¿Cómo es posible que hayan generado tantos vacíos para que nazcan tantas candidaturas fuera de los partidos? No sabemos cuántos candidatos se presentarán en representación de los partidos registrados en el padrón electoral del estado. No tengo elementos para decir cuántos de estos 93 candidatos son productos de una falsa independencia promovida por el menos independiente de los candidatos, mejor conocido con el apodo de El Bronco, constitucionalmente Gobernador con licencia. Solamente queda por reconocer que recién nacido, el concepto de candidato independiente ha sido debidamente desvirtuado por el mismísimo que se benefició del concepto en primera instancia. Jaime Rodríguez no es más independiente que Margarita Zavala. Pero ha generado, para fines electorales y para fines de desestabilización, una falsa independencia que afectará el resultado de la elección del 1º de julio. Esto ha sido posible por las fallas profundas y repetidas de la partidocracia. La democracia verdadera requiere de partidos políticos capaces de polarizar las ideologías políticas para encarrilar a los electores. Cuando los partidos políticos no polarizan ideologías, o por lo menos, modelos manejables de país, sino únicamente ambiciones económicas y financieras sobre cómo repartirse el botín llamado presupuesto, entonces muere la democracia que les dio nacimiento. Vivimos tiempos de desorden electoral. De una partidocracia rígida, pasamos a un libertinaje irresponsable, con consecuencias imprevisibles. Podemos prepararnos para tiempos electorales y post electorales muy complicados. Más todavía sin la indispensable segunda vuelta electoral que debe acompañar los procesos maduros. Necesitaremos mucha templanza para que sobreviva un sistema político capaz de gobernar el país. Capaz de acallar la corrupción. Capaz de construir un modelo de país en el cual prevalezca la justicia social, la equidad del ingreso y una seguridad en la convivencia que deje al crimen organizado en el capítulo de los olvidos permanentes. Faltan tres meses para evaluar y/o rechazar tantos candidatos independientes. Hay algunos muy buenos. Los tendremos que seleccionar con mucha asertividad. butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x