NO, LA PARTICIPACION CIUDADANA NO ES UNA IDEA HUECA

NO, LA PARTICIPACION CIUDADANA NO ES UNA IDEA HUECA

POR DANIEL BUTRUILLE

Todo indica que el Sistema Nacional Anticorrupción nació para quedar mudo, enano y cojo. Sus creadores, la partidocracia y el ejecutivo federal,  decidieron que había llegado tan lejos cómo era posible. Pero que hacerlo funcionar no forma parte de los objetivos de un régimen que vive de la corrupción, se nutre de la corrupción y respira corrupción. En Nuevo León, el Congreso votó la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción, la vetó el gobernador, la volvió a votar  tal cual el Congreso y bajo reserva de una controversia constitucional planteada por el gobierno independiente, es Ley vigente. Esta Ley prevé la constitución de tres órganos ciudadanos, novedad y originalidad propias al Estado de Nuevo León. Un Grupo de Acompañamiento Técnico, encargado de observar los trabajos de la Comisión Anticorrupción del Congreso, con voz pero sin voto, y de ser el garante ciudadano de las decisiones de dicha Comisión. A su vez, esta Comisión tendrá que nombrar a un Comité de Selección ciudadano, el cual tendrá a su cargo la selección de las ternas para los nombramientos de los nuevos Fiscales, el General, el Anticorrupción y el de Delitos Electorales. No hay necesidad de destacar la relevancia de este Comité de Selección. Será el filtro de la ciudadanía para asegurar nombramientos de personas honestas, íntegras, capaces y a prueba de cualquier duda con relación a su independencia y su autonomía. A su vez, dicho Comité de Selección tendrá la responsabilidad de nombrar el Comité de Participación Ciudadana, pieza clave del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción. No cabe duda que en Nuevo León, el Sistema Anticorrupción asigna roles decisivos a los ciudadanos. Apenas iniciando sus trabajos de otoño, el Congreso lanzará las convocatorias para la presentación de candidatos capaces de integrar estos Comités. Es de suma importancia que la Sociedad Civil acuda en gran número a atender esta convocatoria. Universidades, organizaciones no gubernamentales, asociaciones profesionales, gremios y sindicatos, todos estarán habilitados a presentar candidatos, bajo los términos de las convocatorias que emita el Congreso. Es momento de mostrar que la participación ciudadana no es una idea hueca. Es momento de demostrar que la sociedad organizada está a la altura del reto de esta participación y que acudirá en gran número a ofrecer candidatos para llenar estas oportunidades de participación. Ojalá sobren candidatos habilitados por sus organizaciones. Ojalá la labor del Congreso para integrar estos Comités esté a la altura de las expectativas de la sociedad civil y que se inicie un camino nuevo de participación ciudadana. Un camino de democracia participativa. butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x