DEL URBANISMO SALVAJE: ENTRE EL «MAYOR» Y EL «CITYMANAGER»

DEL  URBANISMO SALVAJE: ENTRE EL «MAYOR» Y EL «CITYMANAGER»

POR RAÚL A. RUBIO CANO

La gran crisis urbana que vive San Pedro Garza García, ha sido el detonante de la indignación vecinal más generalizada en su historia. La maldad de desarrolladores rapaces y administraciones municipales a modo, han convertido el original proyecto de crear una “Ciudad Jardín”, como soñaba don Alberto Santos, a mediados del siglo pasado, en un verdadero “Shopping Center”, como la llamaría el fallecido, pero siempre presente, doctor Jaime Leal Díaz. Para rematar este lamentable proceso de decadencia urbana de San Pedro –a pesar de ser el municipio más rico de México y América Latina- ha sido el hecho de que en esta administración municipal, el alcalde Mauricio Fernández, ha creado una estructura orgánica que supuestamente llevaría a mejores condiciones de vida a los sampetrinos, bajo la operación de dos puestos burocráticos, entre lo que se llama el “Mayor” (alcalde) o sea él, el manejador de la política y, el “Citymanager”, el encargado de la obra pública y de alcanzar mejores niveles de vida de los sampetrinos, un tal arquitecto de muchos reconocimientos pero, que su titulación no aparece en el Registro Nacional de Profesiones: Fernando González Gortazar. Toda una estructura conformada muy al estilo de un verdadero malinchismo (Y además ¿Dónde queda el sustento Constitucional para ello?), como si todo lo que hacen  los gringos es lo correcto; pero bueno, allá en gringolandia, la cosa si es en serio, porque el Mayor anda en lo político, en el lobby; y el Citymanager, le atora con todo lo concerniente para que su comunidad viva mejor y puede durar el mismo personaje en los gobiernos de varios Mayors, si acaso es realmente un hombre productivo en su puesto, al sacar adelante la obra pública en calidad y cantidad. El Citymanager, no es un sujeto que anda en la política y para nada tiene aspiraciones políticas, su labor es la mejoría de vida de sus representados y punto. Por lo visto acá de este lado, del lado mexicano y en concreto, San Pedro, Mauricio mandó al carajo el IMPLAN y ofreció establecer un Instituto para conducir por supuesto buen camino el desarrollo urbano y pasó la pelota al Citymanager y, los resultados allí están, con una inseguridad de los mil demonios, una vialidad obstruida, una montaña que en cualquier momento se derrumba sobre miles de colonos, una aire enrarecido por la contaminación de pedreras, vehículos y demás fuentes industriales cercanas y, ante las quejas de los vecinos y sus protestas, el Cabildo, dependencia y Mauricio, han traído a estos como canica en lavamanos, a la pura vuelta y vuelta, donde para colmo de males tienen un Citymanager que dice ser arquitecto, pero que no hay referencia de ello en el Registro Nacional de Profesiones. Definitivamente, por eso, bravas mujeres de San Pedro como Amely González, Celina Cañada, Cony Maldonado, Marcela Livas o dirigentes como César Garza Livas, hayan puesto en su lugar, tiempo atrás, al tal arquitecto González Gortazar, hoy flamante “Citymaneger” de una moribunda Ciudad Jardín. ¡Órale! raurubio@gmail.com

 

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x