LA FOTOGRAFIA DE VERONICA MAR

UN POQUITO DE INFORMACIÓN SOBRE MIS FOTOGRAFÍAS:

Transladar el realismo mágico de la literatura a la fotografía es algo que desde el principio me ha interesado (y qué más se podría esperar, siendo Cortázar mi escritor favorito).

Aunque en ocasiones describirían algunos mis fotos con cierto tinte documental, lo cierto es que me encanta encontrar ese punto de la realidad en el que se escapa una pizca de historia perdida que debemos reconstruir o imaginar.

Jugar con los colores, los contrastes, la iluminación y la exposición de la imagen (entre otras muchas cosas) me permite decidir si quiero convertir un lugar en una sublimación de los momentos depresivos de antaño (lo que se fue, lo que no pudo ser, lo que se perdió o se destruyó) o un lugar donde comenzar desde cero y crear una nueva historia a partir del fin de otra.

Mi tema recurrente son los espacios destruídos o históricos por la magia propia de cada uno de sus rincones. Aunado a eso soy una persona con gran interés por la arquitectura, la historia y la teoría del color. Los retratos no son para mi, es raro que los haga. Con todo respeto, no me interesa retratar la belleza, diversidad, personalidad o el espíritu de nadie.

Yo, siendo una persona solitaria por voluntad propia la mayor parte del tiempo encontré una forma de hacer analogía entre mi soledad y la soledad de los espacios, que aún en decadencia, no pierden su encanto; de ahí que yo misma describa mis fotos como la busqueda de la estética decadente.