CUANDO INAUGURAMOS EL COLEGIO CIVIL » DE A DEVERAS»

CUANDO INAUGURAMOS EL COLEGIO CIVIL » DE A DEVERAS»

POR ROBERTO GUILLEN

Queridos lectores:

A continuación les comparto unas páginas de mi libro Labios de Warrior ,(Editorial Oficio,2008) donde relato algunas de mis andanzas con aquel grupo de teatro callejero que me inventé y que lleva por nombre La Cavidad Hereje. Espero lo disfruten, y por su fina atención, Gracias  :

Uno de los mejores espacios culturales que hay en Monterrey, sin duda lo es el Centro Cultural Universitario, Colegio Civil, que ofrece una abundante cartelera de las más diversas actividades culturales. Pero lo más importante de este espacio es la carga simbólica que representa para los universitarios, ya que ahí surgieron figuras de la talla de un José Alvarado…pero un día llegó la guillotina del rector-gatuno del gobernador en turno para tumbar la plaza que se ubica frente al edificio de la Prepa # 1( uno de los edificios más bellos de la ciudad) y erigir una plancha para construir un estacionamiento. Porque se abrió un hoyo y posteriormente se erigió la plancha de un metro de altura, lo que obviamente estropeaba el edificio donde se ubica el Aula Magna. Desde entonces se decía y desdecía de conformar un espacio cultural, pero solo eran rumores. Y ante la , torpeza ingenieril de los burócratas universitarios, pues nos adelantamos a inaugurar el espacio un 18 de enero de 1998, es decir, nos adelantamos unos ocho años.
Aquí va la nota publicada en el Diario de Monterrey, hoy periódico Milenio, que fue cabeceada así:
INAUGURAN EL CENTRO CULTURAL COLEGIO CIVIL…EN PERFORMANCE
Broma o mofa, fiesta o alegato…o todo a la vez; más bien un performance lleno de ironía para todos aquellos funcionarios y no funcionarios que han dicho que el estacionamiento de Colegio Civil servirá de Centro Cultural.
Siendo así, ¿por qué no inaugurarlo de una vez? Y es que para el grupo de teatro alternativo «La Cavidad Hereje» no existe el mañana ni las promesas: «si la gente, es decir las grandes masas, necesitan de la cultura hay que hacérsela llegar y no necesitan de grandes espacios sino de Imaginación», mencionó Roberto Guillén con sarcasmo por las declaraciones de funcionarios a cerca de la realización de un Centro Cultural Universitario instalado en las afueras del Aula Magna.
Fue así como, a las orillas del estacionamiento, plaza o gran «hoyo» ubicado en el centro de la ciudad, este grupo otorgó la «placa de inauguración al Centro Cultural Universitario del Colegio Civil, ante las autoridades XXX», como decía un letrero realizado en cartón.
«Hay muchos lugares materializados, pero no existe un verdadero interés por la cultura; ¿Qué es de nuestros hijos que no viven en un ambiente cultural?, exclamó César Naranjo.
Para Guillén, «lo que hace falta es un ambiente cultural más sui generis y un ambiente menos agresivo donde las masas populares convivan y desarrollen su cultura», señaló momentos antes de celebrar el monólogo Recordando a Ciorán.
De esta manera, dijo, se aprecia la frase que dice «Si todos tuvieran la capacidad de aullar quince minutos diarios, encontraríamos nuestro equilibrio perfecto». al finalizar su presentación, el grupo distribuyó libros de cuentos y poesía a los transeúntes, libros que les fueron donados por la biblioteca comunitaria La Ciudadela.
FALTA DE SUEÑOS.
Celso Garza Guajardo, historiador y Director de Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de Nuevo León, señaló después de presenciar la representación del grupo «La Cavidad Hereje», que lo que ha faltado es una ciudad de sueños
Les ha faltado sensibilidad a las autoridades sobre el caso de Colegio Civil?
«Lo que ha faltado son sueños por la ciudad, la cual forma parte de nuestra alma, y no sueños por negocios, los cuales abundan en la ciudad».

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x