LOS PORROS DE AGUA Y DRENAJE SE ENLODAN CON LA PRESA LIBERTAD

RAÚL A. RUBIO CANO

Ayer, Ramiro Barrera Hernández, Comisariado del ejido San Jacinto, en el municipio de Linares, Nuevo León y a la vez, representante de los ejidos de San Pedro de los Escobedos, igualmente del municipio de Linares y del ejido La Barreta y Anexos del municipio de China, Nuevo León, en el juicio de amparo (1270/2019-VI), presentó queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León, por los malos tratos sufridos en su persona (siendo el señor un afectado de los impactos de embolia) por personal de los Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, IPD y policías del municipio de Linares, Nuevo León, para que se desistiera del mencionado juicio de amparo en proceso contra las obras de la Presa Libertad, obras que sin haberse realizado del todo aún, ya han llevado al corte del agua que les corresponde del río Potosí a esos campesinos y, como consecuencia de ello, los respectivos impactos ambientales en los ejidos mencionados y en aguas abajo hasta la Laguna Madre en el vecino estado de Tamaulipas. Señala el documento presentado: “Por medio del presente escrito y estando dentro del término a que se refiere el artículo 26 de la Ley que Crea la Comisión Estatal de Derechos Humanos y con fundamento en lo dispuesto en el artículo 27 de dicho ordenamiento, por mis propios derechos ocurro a formular QUEJA en contra del señor ING. GERARDO GARZA GONZÁLEZ, Director de SERVICIOS DE AGUA Y DRENAJE DE MONTERREY, IPD., del LIC. CÉSAR NÚÑEZ quien dijo ser empleado de SERVICIOS DE AGUA Y DRENAJE DE MONTERREY, IPD y del señor LUCIANO RIVERA MEDINA, quien dijo ser Coordinador de Operaciones de dicho organismo en Linares, Nuevo León, todos con domicilio en Calle Matamoros 1717, colonia Obispado, en Monterrey, Nuevo León, CP 66040, al igual que en contra del Tte. GABRIEL SOLANO GONZÁLEZ, Director de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad Municipal, y del policía de apellido BERMÚDEZ que iba al mando de las dos granaderas que llegaron a atemorizar al ejido, sin que existiera mandato alguno de autoridad judicial competente, ambos con domicilio en Calle Villegas 450 Sur, colonia Villegas, en el municipio de Linares, Nuevo León, C.P. 67740, Teléfono 821 212 00 03, 212 69 05 y con correo electrónico: dir.operativo.sp@linares.gob.mx. Esto es por lo que se refiere al primer apartado de hechos y por lo que se refiere al segundo, el suscrito comparezco por mis propios derechos y en mi carácter de representante común de los ejidos Ejido San Jacinto, municipio de Linares, Nuevo León; Ejido San Pedro de los Escobedo, municipio de Linares, Nuevo León, y Ejido La Barreta y Anexos, municipio de China, Nuevo León, y señalando como domicilio convencional para oír y recibir notificaciones el ubicado en calle Morelos número 1072 Oriente, Barrio Antiguo, en Monterrey, Nuevo León”. No cabe duda, la barbarie con que se han conducido las autoridades del Gobierno Bronco en diversos planos y las autoridades municipales de Linares, guardan todo un desesperado proceder para construir ya la mencionada presa Libertad (todo un “adefesio hídrico”, como ya lo hemos venido comentando en nuestras colaboraciones de Monitor Político), realidad que no podrá ser posible mientras haya la oposición de la lucha popular y legal de los mencionados campesinos, por eso, ellos demandan del cumplimiento del Derecho, y que se ejerza la Justicia sobre ellos, porque para nada fueron tomados en cuenta sus pareceres en planes para la realización de esa obra; tampoco para la elaboración del Manifiesto de Impacto Ambienta tipo R por SEMARNAT (MIA-R) que abarca no sólo a Nuevo León, sino también a Tamaulipas y que a la fecha. debe de suponerse que la MIA-R ya expiró al no haberse cumplido ninguno de los condicionantes que se les solicitó al Gobierno Bronco, en concreto a Agua y Drenaje, por SEMARNAT, para realizar esa obra hídrica y, además, el hecho de haber sufrido hasta el “secuestro” de papelería en varios ejidos para que no pudieran justificar la posesión de sus tierras, “secuestro” ejercido por parte de personal del Estado, en fin, las atrocidades de esta “Barbarie Institucional” no ha tenido miramiento alguno contra esos campesinos que el único “pecado cometido”, es el haber estado en el lugar y momento en que la rapiña disfrazada de “Obra Pública” hizo su presencia en la zona donde unos cuantos sinvergüenzas quieren a como dé lugar, construir esa presa que sólo desolación y destrucción de ecosistemas y vidas humanas, traerá en la zona de los municipios de Linares, Montemorelos y China en Nuevo León y, los municipios que se riegan con las aguas que les lleva el río Potosí (río que se utilizará para llenar la presa Libertad), al río Conchos y al río San Fernando e impactos a la Laguna Madre en Tamaulipas. El asunto de la defensa de los campesinos va muy en serio, aseguró su abogado, el licenciado Mariano Núñez, ya que de no actuar las autoridades de Derechos Humanos, estatal y federal con Justicia, el caso podrá trascender a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington, D.C. Estados Unidos y a la oficina de la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra, Suiza, pero considera el abogado Núñez, que con el cambio de régimen que ahora se viene construyendo, con el gobierno de la 4T, será más que suficiente para que llegue la Justicia a esos campesinos opositores al “adefesio hídrico” de la presa Libertad ¡Órale! raurubio@gmail.com