ENTRE LA INTERCONEXION DEL CAPITAL Y LA DESTRUCCION DE UN BARRIO

ENTRE LA INTERCONEXION DEL CAPITAL Y LA DESTRUCCION DE UN BARRIO

POR RAÚL A. RUBIO CANO

La barbarie urbana de los Zares del desarrollo inmobiliario local y su séquito de sirvientes en los tres niveles de gobierno, siguen queriendo hacer de las suyas contra los vecinos de la colonia Independencia (o Distrito Independencia, como ahora le andan llamando), para imponer su férula a través de las obras de la Interconexión de la Macro Plaza, en Monterrey, con Valle Oriente, en San Pedro Garza García y así, ir desalojando a todos los vecinos de esa zona para quedarse con esas tierras e imponer edificios, centros comerciales y conexión con varios Distritos que se desarrollarán en la Loma Larga. Todo es un plan que arranca desde 2013, en el gobierno de Rodrigo Medina, a partir de las obras de reconstrucción por el impacto del huracán Alex en la entidad y donde, el Consejo Estatal para la Reconstrucción de Nuevo León (hoy, se ha convertido en el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica e integra a los principales grupos empresariales), contrató a la empresa gringa AECOM para tales fines de apropiación de la citada Loma Larga y hasta del río Santa Catarina. Bueno, pues ahora, nos informan los aguerridos vecinos de la Independencia y otras colonias aledañas, que dos escuelas serán borradas del mapa en el próximo periodo de vacaciones escolares que se avecina, ya que para la construcción de la mencionada Interconexión que irá de Monterrey, rumbo a San Pedro, por la calle 16 de Septiembre, se tendrán que derrumbar escuelas y casas para dar paso a dicha obra. Van contra las escuelas Secundaria Número 2, “Jesús Montemayor”, ubicada en calle Lago de Pátzcuaro y San Luis Potosí, un edificio construido en 1950, muy bello y hasta con piso de mármol rosa y con muy diversas infraestructuras para talleres, canchas deportivas, auditorio al aire libre, salones de clase, murales y que en la mañana recibe a 800 alumnos de la zona y por la tarde, ese mismo edifico, se transforma en la secundaría 13, profesora Concepción T. Montemayor con 85 alumnos; otro edificio para ser destruido, según afirman los padres de familia, es la escuela Primaria José “Pepe” Alvarado, en las calles de Nueva Independencia y 16 de Septiembre, donde cientos de chiquitines cursan sus primeras enseñanzas. Ante tal barbarie urbana, la destrucción de la Secundaria 2 implicará que se elimine muro de contención ubicado al fondo de tal edificio que detiene el desplazamiento de tierra de la Loma Larga, su ausencia, sepultaría a miles de familias (a lo mejor eso es lo que se quiere para que los vecinos se “larguen”). Por ello, el pasado lunes “Día del Niño”, vecinos y organizaciones sociales, solicitaron al Congreso del Estado “Punto de Acuerdo” para salvar esos centros de enseñanza de la codicia y perversión de desarrolladores urbanos y malos funcionarios. Ayer, el INHA, por solicitud de los vecinos, entregó ficha técnica para con ella, tomar medidas legales y salvaguardar ese patrimonio educativo, no sólo de la Independencia, sino de Nuevo León ¡Órale! raurubio@gmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x