LOS DIPUTADOS Y EL CAOS URBANO

LOS DIPUTADOS Y EL CAOS URBANO

POR RAÚL A. RUBIO CANO

Sale proyecto de Ley de Desarrollo Urbano por el Congreso del Estado, un documento que abrirá la polémica sobre el mismo y donde, lamentablemente, sin haber circulado éste, mucho ya se decía y se sigue diciendo de él por gente que de plano nomás no se ha puesto a leerlo y lo que es peor, a comprender lo que dice ese proyecto de Ley de frente a los acuerdos internacionales suscritos por México y demás procesos internos del país para mejorar la calidad de vida urbana.  En sus 435 artículos y 10 transitorios de la citada Ley, se pretende realizar una homologación (no una nueva Ley) de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano aprobada  a nivel federal el pasado 28 de noviembre de 2016 y, en esta homologación, se puede observar varias constantes que (a grosso modo por el momento y a exponer del tema más en detalle en próximas colaboraciones), el documento no pierde el sentido metropolitano para los quehaceres en materia de desarrollo urbano, algo olvidado por la voracidad de los Zares del desarrollo urbano y sus secuaces de los alcaldes y cabildos de los municipios de nuestra metrópoli; demostrándose así, el dejar a un lado las “bondades” que les permitía el Artículo Constitucional 115 y pasar al histórico Artículo 27 Constitucional. Tan es así esta postura, que se demanda el establecimiento de un Consejo Estatal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, supliéndose a la vilipendiada Comisión Estatal de Desarrollo Urbano que prácticamente era inexistente, ante la voracidad de Zares urbanos y alcaldes, por eso esta mafia de lo urbano, anda buscando ampararse contra tal Ley federal porque en pocas palabras “se les acabó el negocio”. Otro elemento que es constante en ese proyecto de Ley de Desarrollo Urbano para Nuevo León, son las referencias contundentes y en muy diversos artículos de la aplicación del Atlas de Riesgos (Capítulo 5, Artículos 176 a 181), un dato clave porque ya activistas mal informados hablaban de que la nueva Ley para Nuevo León no contemplaba el Atlas de Riesgos, cuando es todo lo contario, éste juega un papel fundamental para los nuevos desarrollos. Otra constante es el ataque al Cambio Climático como una situación de utilidad pública y derívese de ahí todas las implicaciones que ello lleva para el respeto a la Madre Naturaleza en los nuevos desarrollos urbanos y por si todo esto fuera poco, el citado proyecto de Ley contempla el establecimiento de Observatorios Ciudadanos sobre problemas socio-espaciales, trascendiéndose así, el esfuerzo pasado de Natividad González Parás en el establecimiento de Consejos Ciudadanos, para ir más allá en materia de ciudadanizar la obra de gobierno en el tema de desarrollo urbano. Con los Observatorios Ciudadanos, se impulsa la gobernanza a niveles fundamentales para ciudadanizar el operar del gobierno en el desarrollo urbano (Artículo 433). En términos generales, podríamos decir que un 80 por ciento de dicho proyecto de Ley vale la pena defenderlo, lo demás hay que mejorarlo ¡Órale! raurubio@gmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x