EL CIRCO MEDIATICO DE LOS CAINTROS

EL CIRCO MEDIATICO DE LOS CAINTROS

POR RAÚL A. RUBIO CANO

Como si en esta ciudad no hubiera memoria, dignidad, gallardía para su defensa y la búsqueda de mejores niveles de vida para todos y de respeto a la Naturaleza, pues resulta, que ante altos los índices de contaminación del aire que respiramos -de ser Monterrey la primera metrópoli más contaminada de América Latina, según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y por qué no, del Continente-,  la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) de Nuevo León, lanza plan piloto de verificación vehicular en el primer trimestre de este año (que en principio será voluntario) demostrándose así en los hechos y declaraciones que los históricos contaminadores y destructores del ambiente metropolitano, con su desarrollo industrial desde mediados del siglo XIX, ahora resultan ser buenas ovejas y sacan otra vez la cantaleta de que son los vehículos de motores de combustión interna (unos dos millones), los que hay que arreglar para mejorar el ambiente, claro, empezando con sus flotillas, gratis (y ya veremos después), porque ni el Gobierno del Estado ni el Congreso, han podido sanear el contaminado ambiente que vivimos. A pesar de que Caintra cuenta con un Instituto de Protección al Ambiente (IPA) y, de burócratas a sueldo completo para defenderse de medidas del gobierno y hasta de la ciudadanía en caso de que se cuestione o demande liquidar la contaminación de sus empresas, y estar al tanto de los tratados y experiencias internacionales para el verdadero mejoramiento ambiental, y donde Fernando Gutiérrez ha jugado un papel al dedillo de los designios empresariales locales y trasnacionales, es muy lamentable que anuncie una medida como la verificación vehicular que no ha funcionado para atacar los problemas de contaminación, a no ser una medida recaudatoria, porque detrás de una mejoría de la calidad aire urbano hay verdaderos acuerdos internacionales, una revolución tecnológica en los automotores y combustibles y el paso a fuentes alternativas para la movilización vehicular no sólo individual, sino masiva. Los Caintros sólo demuestran su crasa ignorancia en el tema o de plano una maldad asesina sin límite, porque las acciones en la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Gobierno del Estado de Nuevo León, desde Nati, elaboró como consecuencia del Atlas de Riesgo, un “Programa de Acción ante el Cambio Climático, Nuevo León 2010-2015” desarrollado por científicos expertos en medio ambiente y el Gobierno Británico (un estudio muy serio y contundente) para atacar las mil 500 millones de toneladas métricas de contaminantes que entonces respirábamos (hoy obviamente es mucho peor) y, demandaban 14 mil millones de pesos para poder disminuir 10 puntos a la contaminación que actualmente tenemos y ahorrarnos así, 5 mil millones de dólares en la salud de los regios ¡Eh! ¡Qué tal! Pero a todo esto y desde entonces, la IP le ha sacado la vuelta, así que no vengan con circos mediáticos ¡Órale! raurubio@gmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x