BAJO LA SOMBRA DE UNA HIGUERA…

BAJO LA SOMBRA DE UNA HIGUERA…
POR ROBERTO GUILLEN
Una vez más tuvimos la oportunidad de disfrutar el concepto de Foro Arcadia, donde presenciamos a la actriz Veva Cuervo, haciendo las veces de una abuela que arbitrea entre la babelia de intereses y extravíos en que se ven envueltos y enmarañados sus nietos. La abuela como la depositaria de lo que ya no vendrá. La abuela que encuentra en la Naturaleza el bálsamo de su vejez y soledad. La abuela que prodiga cariño, sapiencia y regaños, de pronto se observa en el Abismo al ver que su criado la abandona por su Juancho amorcito que le ha tronado los dedos del now or never.
Bajo la penumbra de la Higuera fluye una feria de diálogos donde los nietos se madrean a sarcasmos y exhiben sus imposibilidades de no ser otra cosa que una mera contingencia glotona. La Naturaleza permanece y nosotros estamos de paso, tal como lo escribe Carlos Fuentes en el Naranjo, y que Alfonso Carlo nos lo presenta como un excelente budín dramatúrgico, donde sobresale Olivia Barbosa, en el papel de Sofía, una aspirante al Reyno de Dios, mientras su camisa ombliguera le saca la lengua a los prejuicios del tu no me comprendes.
Si antes habíamos gozado a Veva Cuervo en las Hijas de la Mala Vida, una pieza del dramaturgo Humberto Robles, en La Higuera, la abuela Esperanza hace gala de su experiencia mundial para apaciguar la parlanchina existencia de sus nietos, que le brindan el cariño, que no le da su criado…pero…pero…su criado también quiere sentir…por lo que la Higuera termina por convertirse en el Padre Nuestro de su soledad…
Como dijo William Shakespeare, lo que ha de venir…vendrá…
Asi que mejor prende la consola y mueve el bote al ritmo de un musical nocturno para diluir tu efímera amargura:
Colita Feliz-Colita Feliz-Colita Feliz-Colita-Feliz-Colita Feliz-Colita-Feliz-Colita Feliz-

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x