¿SOLAMENTE CAMBIO DE DUEÑO LA CORRUPCION?

¿SOLAMENTE CAMBIO DE DUEÑO LA CORRUPCION?

POR DANIEL BUTRUILLE

Ya se cumplió la mitad del periodo de transición y finalmente, cayeron las máscaras. Al igual que en Nuevo León, el combate a la corrupción resultó ser sólo un pretexto. Solamente esto. Y aquí en Nuevo León cayeron un millón de electores. A nivel nacional, cayeron 30 millones. Resulta que todo el discurso de veinte años de AMLO contra la mafia del poder era porque quería ser el nuevo jefe de la mafia. Logró su propósito y ya en su nueva investidura de jefe de la mafia, acuerda perdones y culpabilidades. Ahora, resulta que Rosario Robles, su antigua promotora a la gubernatura del DF, cuando Cuauhtémoc Cárdenas le encargó el despacho para dedicarse por tercera vez a buscar la presidencia de la República, no es más que un “chivo expiatorio” que los “jefes de los jefes” manipularon a su antojo y que la pobrecita no es más que una ejecutante de tercer nivel. ¿Alguna alusión a que va a perseguir los “jefes de jefes”? ¡No! Porque ya pactó con ellos, y entre mafiosos se tienen que respetar las reglas de la mafia, que durante tantos años denunció. Siendo ahora el nuevo jefe mafioso, se debe de respetar a los que le permiten ocupar el lugar. Las leyes de la mafia son muy duras y no hay perdón para los traidores.  Repitió su insulto a sus electores: “nosotros no vamos a perseguir a nadie”. “¿Y es un circo esto de Rosario (Robles), los desvíos?” “Sí, porque no fueron al fondo. Nunca cuestionaron a los responsables, a los jefes del saqueo desde tiempo atrás. Llevan 30 años saqueando el País….” ¿Hizo algún planteamiento para cuestionar a los responsables, a los jefes del saqueo? ¡No! porque en su nueva calidad de jefe de la mafia, tendrá que asumir la simulación que tanto denunció. “Agarrando que al Gobernador de no sé qué Estado, que la Secretaría de no sé qué, que el presidente municipal, y los jefes de jefes gozando de impunidad y sin perder siquiera su respetabilidad. Ya basta de esa simulación”. Con su negación de otorgar autonomía a un Fiscal Independiente, en su calidad de nuevo jefe de la mafia, decidirá quién es jefe de jefes, y quien no merece perdón. Todo cambió para que no cambiara nada. México se acerca cada vez más al precipicio. La corrupción solamente cambió de dueño. butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x