EN LAS MITRAS LA ESCASEZ DE AGUA SE PONE DE APOCALIPSIS

POR ROBERTO GUILLEN
Si en un principio los vecinos de la Pio X dieron la nota de alarma, taponeando el túnel de la larga, después le siguieron otros sectores proletarios del área metropolitana de Monterrey, que también se pusieron a parar el tráfico en protesta por la falta del vital líquido. Ahora la crisis del agua que se vive en la ciudad, le ha pegado a los vecinos de la colonia Mitras Centro, quienes en un trisss, y ante el hartazgo de cuatro días sin ver una gota de agua, se lanzaron a la rotonda de Simón Bolívar para hacer manifiesta su inconformidad. Gracias a los circuitos de la virtualidad, la acción de los vecinos corrió como pólvora y llegó a oídos de la Alianza de Usuarios que encabeza el licenciado Jaime Noyola, quien se trasladó hasta el lugar de los hechos para apoyar y asesorar a los quejosos, quienes se mostraron indignados con las autoridades de Agua y Drenaje, dado que, expresó una de las doñas, “no hay agua ni para darle de beber al perro”. “A ver si Mariana (la consorte del gobernador) nos da agua de su alberca para bañarnos”.
Desencajadas, molestas y tristonas (la mayoría de ellas de la tercera edad) las vecinas de Mitras Centro se ven entre ellas mismas con la interrogante de ¿Y ahora qué hacemos? Ya tuvimos el coraje de salir a la rotonda de Simón Bolívar…pero… y ahora qué hacemos? Es precisamente la circunstancia donde interviene la Alianza de Usuarios, tal como lo hacían hace unos diez años, Nacho zapata y Orella Cota, cuando los vecinos de clase media se sintieron defraudados en los recibos por aquella gasera gachupina, llamada “Gas Natural” Osea, osea, eso de andar privatizando sectores estratégicos, como que genera muchos dolores de cabeza. Bueno, volviendo a la rotonda de Simón Bolívar, observamos que las doñas no traen pancartas ni se han preparado con ninguna consigna, pero han llegado armadas con la Indignación a granel, dado que la situación de la colonia ya se puso de Apocalipsis. Y con el olor de los orines, como el nuevo vecino del berrio. Algunas se le acercan a este periodista iconoclasta y le confiesan que han tenido que meterse a los oxxos y a los super sietes para comprar los garrafones, porque ya no se aguantan y quieren bañarse.
“Pero ya no hay, en todos los oxxos de la colonia ya no hay agua. Yo quise comprar bolsas de hielo, porque los hielitos se derriten y se convierte en agua, pero tampoco hay. No se vale señor, por qué nos castigan tanto. Estamos de acuerdo en que no hay agua, pero…todos parejos…¿no cree?
El periodista iconoclasta les pide permiso para tomarles una foto, y al ver que no se mueven, que no manifiestan ninguna emoción, les pide que levanten el puño de lucha y que griten que quieren agua, que se vea el coraje de las Mitras. Entonces el grupo de vecinos cobran vida, como si los hubieran conectado a una mágica fuente de energía:
¡quereeemos aagua¡
¡quereeemos aagua!
¡Aaagua para Mitras!
¡Aaagua para Mitras!
¡Aaagua para Mitras!
Algunas de las doñas hasta empiezan a bailotear, una vez que la consigna se vuelve una tonada rítimica. Otras se ven inmersas en una tonificante y original terapia al ver las indolencia de los automovilistas que los miran con sorna, indolencia y desprecio:
¡Quieeero Aaaagua!
Miraeeme, escuuuchame…Quieeeero Aaaaagua!, provocando en el resto de las doñas una lluvia de tonificantes carcajadas. Se ha cerrado el círculo del empoderamiento. Han encontrado la llave para resistir en su Lucha por el Agua
***
El licenciado Jaime Noyola se comprometió a intervenir personalmente ante las autoridades de Agua y Drenaje. El único medio que apareció fue el canal 6 de Multimedios, ante el cual las doñas de manera socarrona preguntaba: Oigan, compañera María Julia…ya se bañó? Ya se bañó doña Julia?
Otro de los vecinos, que andaba embozado como un extraviado excursionista a la boy scout, (al parecer era un tal Benjamín Castro) se puso en un plan muy grillo, y declaró al reportero que en Agua y Drenaje pululan los presuntos malandrines que trafican con el agua y que a la mejor la escasez del vital líquido se debía a una suerte de huachicoleo H2o. Los del periódico El Norte nunca llegaron, tal vez no les convenía publicar la ruinosa noticia, no sea que el borrachín de Colosio se vaya a desplomar en sus cuchareadas encuestas…Ja!