CUATRO CIENEGAS: PUEBLO MAGICO

En un ejercicio de promotoría cultural, Miroslava Cantú inaugura su participación en esta casa editorial, mediante una columna que lleva por título  Cuatro Ciénagas: Pueblo Mágico.

Actualmente reside en la Ciudad de Monterrey, donde busca promover este espacio que se ubica en el Estado de Coahuila, y donde la madre Naturaleza estampó los caprichos de la Creación.

Empecemos con un poco de historia:

 

Es una ciudad que data de 1800, donde los registros de la  historia nos dicen que  los primeros fundadores fueron 17 familias que llegaron a fundar este hermoso pueblo, pero las continuas batallas con los indios bárbaros acabaron con algunas de ellas, quedando 11 familias, entre estas se encuentra la familia Carranza de la Garza, originarios por la línea materna de Pesquería, Nuevo León y por línea paterna de Cotija Michoacán.
En este hermoso pueblo nace don Venustiano Carranza un 29 de diciembre de 1859.
Sus padres, el coronel Jesús Carranza Neira y la Sra. María de Jesús de la Garza; ellos procrearon 15 hijos, 10 mujeres y 5 varones, siendo don Venustiano el hijo número 11 de 15 hijos.

Su gran trayectoria pasa por ocupar puestos en diferentes escaños de  la política, ya que  fue presidente municipal de Cuatro Ciénegas, diputado local, diputado federal, senador, gobernador de Coahuila y presidente de México. Sí, el forjador del México moderno y primer jefe del Ejército Constitucionalista.
Algunas de sus palabras que nutrían su valentía por defender y estructurar eso que llaman Patria:

Es más cómodo arriesgar la vida luchando por la patria, sabiendo que morirá uno como héroe en medio de aplausos, que arriesgar el nombre ante la historia pasando a la posteridad con la sombra de la duda, sobre cuál era el verdadero hacia la patria.