YAHAIRA: UNA GRAN LIDERESA EN EL OLVIDO

ROBERTO GUILLEN
@periodistta

Entre un interminable mar de automóviles y caseríos se desplaza el taxi que traslada al periodista con un destino que habrá de chicotear la mirada…y espinar el alma: la inhóspita Fomerrey 116. Es un hormiguero-periplo de concreto y claxons: el zoológico de la urbanidad contemporánea. De pronto al abogado Galindo le asiste la preocupación por llegar a la tierra de Los Olvidados con el respectivo cubre bocas de rigor, por lo que ordena a su asistente que se lance con el Dr. Simi por un paquetín de cubrebocas. El taxista sigue y sigue tragando manzanas de afalto, hasta que su voz se estrella con la Realidad:suelta su vocecilla con el tino de un desabrido chasquido:
…y se nos acabó la calle.

Bienvenidos a la Fomerrey 116, expresa socarronamente el licenciado Galindo, dueño de una extraña y exótica sensibilidad, que le ha valido el respeto de Yahaira Mata, la lideresa de la colonia, que un día estos de experimentó la hora negra de la fatalidad cuando su casa se incendió, y en su auxilio y Legítima Defensa se apareció el Licenciado Aurelio Galindo. Y no eran tiempos electorales, no llegó limosnear firmas como el chafo del Jumento, perdón, del mentado “Bronco”.No llegó a mendigar votos, tal como lo hizo Adrián de la Garza, para después dejarla en la orfandad del olvido (muuuy mal Adrián). El licenciado Galindo acudió al auxilio de una familia que vio su casa consumida por el fuego, y les compartió un pedazo de pan, comprensión y cariño. Por eso ahora la señora Yahaira Mata nos abre la puerta de su humilde casa y con un gesto de honda Gratitud nos presenta a quien le brindó su solidaridad.
Pero la cosa no paró ahi, es decir, no se trató de una limosna filantrópica para anestesiar la conciencia: nou, nou, nou, que el abogado Galindo se movió para tramitarles agua potable, drenaje y la misma tramitación legal de sus predios.
“A Yahaira la han explotado políticamente”, sentencia Galindo
Sí,Yahaira?, pregunta el impertinente periodista
Es que no se deberían burlar de uno…así me pasó con el Bronco, que le anduvimos ayudando con las firmas. Con Adrian también, nomás vienen por los votos, después llegan y nos olvidan. Hoy vino Cienfuegos, también a pedir el voto…