“UN CAMPEÓN EN LA DESTRUCCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE”

RAÚL A. RUBIO CANO

El jueves 3 de diciembre reconocíamos el papel de Alfonso Romo como jefe a la Oficina de la Presidencia, puesto que ocupó por dos años en el gobierno de la 4T y, se le aplaudía por su labor de ser intermediario, de tender puentes, para con el sector empresarial del país y el gobierno de AMLO. Fuimos insistentes en ello, porque en realidad no había que permitir que esa salida de Romo se prestara a una caterva de cuestionamientos que más contra Romo, iban contra el presidente López Obrador. Eso era lo primero, porque había que reconocer que como empresario le apostaba al proyecto de Obrador desde el año 2011, el mismo AMLO reconoce que fue el primer empresario que abrazó la 4T y puso su empeño para sacar adelante ese proyecto. Igualmente, señalamos el pasado jueves, que con Romo: “podremos tener diferencias, como lo he manifestado en otras ocasiones, pero su servicio al gobierno de la 4T, nadie se lo quita y lo engrandece”. Y efectivamente, uno de esos cuestionamientos fue sobre el caso de los severos impactos ambientales en la península de Yucatán, con el proyecto Enerall, que Romo fundara en el año 2012 y que hoy maneja su familia. Ese caso, nuevamente lo toca la Revista Proceso (2301) donde parece ser que ya soplan vientos de la 4T, llevándose de encuentro al gobernador de Tamaulipas, Cabeza de Vaca; basta ver el número de la semana pasada (2300), número que fue “callado de boca”, ante el anuncio de todo lo que se ha logrado con la 4T en dos años y el apreció de más de dos terceras partes de la ciudadanía a su Presidente, en diferentes encuestas, no digamos la caída en sus ventas y publicidad de tal revista. Asegura hoy Proceso sobre Romo y Enerall, que: “No va a haber impunidad, sea quien sea, se acaba eso de que no se puede tocar al intocable. Vamos a pedirle a la Secretaría de Medio Ambiente que haga la investigación y también a la Secretaría de la Función Pública’, dijo López Obrador un día después de que apareciera la publicación y tras asegurar que en su gobierno no se concesionan grandes cantidades de agua. Nueve meses después no sólo la Semarnat y la SFP desacataron la instrucción del presidente, sino que omitieron actuar de acuerdo con sus facultades, como lo confirman documentos obtenidos vía la Ley de Transparencia. A las omisiones de las dependencias que encabezan María Luisa Albores e Irma Eréndira Sandoval se agregan las quejas de las comunidades mayas por la explotación del agua que ha realizado Enerall y por la que extraerá a partir de la construcción del Tren Maya, megaproyecto que se encuentra a un par de horas de la empresa de la familia de Romo. A Alfonso Romo no solamente se le premia con la impunidad, sino que se le va permitir seguir haciendo lo que ha hecho en el país contra el medio ambiente. Es un campeón en la destrucción del medio ambiente, de la destrucción de la tierra, de matar abejas con fumigaciones, de explotar el agua, de abusar del agua, de rellenar cenotes, de sembrar semillas transgénicas”, dice en entrevista Pedro Uc, líder de la Asamblea del Territorio Maya. ‘Lamentamos que esto suceda sobre todo con un personaje tan nocivo como Alfonso Romo, tan enemigo de la naturaleza y de los pueblos indígenas… No ven en el agua más que dinero’, agrega Uc. Añade que la Asamblea del Territorio Maya y el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible presentaron una petición inicial ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la posible afectación de los mantos acuíferos en la península por el Tren Maya. Al respecto, la Semarnat no contestó a las peticiones de entrevista y la SFP informó que no daría su postura. Se buscó la posición de Enerall y Alfonso Romo, sin obtener respuesta al cierre de edición”. Inclusive, se le denuncia de su relación con el “hijo de Monsanto” Víctor Villalobos, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), cosa que en este espacio ya hemos señalado conjuntamente con Greenpeace, y Proceso también habla del uso de información privilegiada por Romo y familiares en cuestiones financieras como la casa de bolsa Vector, según el ex secretario de Hacienda Carlos Urzúa. Pero aunado a todo ello, señalo el hecho de que Romo y sus familiares, se le puede considerar los grandes privilegiados con el desarrollo del sureste por cercanías del proyecto Enerall al Tren Maya, si no llega a pagar lo que le corresponde al Impuesto de Mejoría Específica, cientos o miles de millones de pesos, que tendrán que pagar porque sus propiedades son muy extensas y al lado del Tren Maya. Romo, es el ejemplo vivo de ese empresariado rapaz de 36 años de Neoliberalismo y del otro, que quiere cambiar y coopera con el nuevo régimen de la 4T. Una realidad que no termina de morir, pero, tampoco de nacer ¡Órale! raurubio@gmail.com