LOS EXCESOS DE LA ESTUPIDEZ

LOS EXCESOS DE LA ESTUPIDEZ

 POR DANIEL BUTRUILLE

¿Es el proceso electoral en México, una manifestación ciudadana, de acuerdo a los conceptos democráticos, o una manifestación de un poder judicial que a su vez sigue siendo una expresión de los poderes ejecutivo y legislativo? La pregunta no es académica. Lo que está ocurriendo en Nuevo León, a nivel legislativo y municipal y lo que se debate en el ámbito federal para elecciones de representación popular, es la fachada visible de una lucha que no acaba de definirse para reconocer la capacidad soberana del electorado para escoger sus representantes o en su caso, a sus gobernantes. Lo que el pueblo decide, la partidocracia basada en intereses puramente monetarios, pretende rebatirlo cuando no corresponde a sus prioridades o las prioridades de la nomenclatura. El andamiaje electoral mexicano está muy débil y podría derrumbarse en cualquier momento. ¿Tiene sentido gastar cientos de millones de pesos en una Comisión Estatal Electoral si dos jueces pueden invalidar sus decisiones? ¿Tiene sentido gastar cientos de millones de pesos en Tribunales Electorales si pueden tumbar o desviar las preferencias de los electores porque alguien vistió una camiseta con logotipos? No sé si la democracia mexicana está enferma de falta de madurez del sistema o de exceso de estupidez de los jueces que se atribuyen el derecho de juzgarla. No sé cuál es la respuesta. Lo que si entiendo, es el peligro que alguien decida acabar con el juego porque considera que los jugadores no acatan las reglas y que el árbitro es un incompetente. El peligro existe y es real. butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x