LOS CANIBALES DE LA HUASTECA

RAUL RUBIO
¿Quiénes están detrás de la disputa por supuestamente defender el Parque Nacional Cumbres de Monterrey? Basta seguir la misma historia del conflicto en el sitio del cañón de la Huasteca-cañón de Ballesteros, con el manoseado proyecto urbanístico Valle de Reyes, para ir encontrando los contendientes, todos poseedores de poderosos capitales en la entidad y, como tales, cubriendo sus fechorías con acciones de supuesta bondad y mejoría ambiental para hombres y Naturaleza, violando al Pueblo y a la Madre Naturaleza en las formas más burdas y despiadadas para sacar adelante la valorización de sus capitales a como dé lugar. Hoy, de frente al gobierno Federal de la Cuarta Transformación y la Justicia que tendrá que aplicarse ante la rapiña de las áreas naturales protegidas y sus bondades del Parque Nacional Cumbres de Monterrey, se abre un escenario de lucha política y ciudadana donde no fácilmente podrán demostrarse la honradez, pulcritud y trasparencia de dos poderoso Carteles que se metamorfosean y se relaciones de alguna u otra manera entre sí, como lo habían venido haciendo desde hace más de un siglo. Hoy, el verdadero despertar ciudadano exige ¡Fuera máscaras! de santurrones de la defensa ambiental o del sano desarrollo urbano y que se abra la polémica para empezar a hablar de quién son esas piezas del ajedrez del interés de esos grandes capitales locales que buscan agandallarse nuestras montañas y sus servicios ambientales. Por eso, como decíamos arriba, sigamos la historia del conflicto en los últimos días, excelentemente documentado por el periódico El Horizonte y veremos a la organización Reforestación Extrema encabezada por Cosijoopii Montero, patrocinado por OXXO (FEMSA) y otras organizaciones y fracciones del PAN local, que llevan a conformar y ser operadores del “Cartel del Agua” para cerveza, refrescos y otros menesteres industriales y de servicios fundamentalmente; obviamente, hoy son los más indignados porque la “gran fábrica de agua” que les brindó el gobierno Cardenista al establecer desde 1939 el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, siempre han insistido en hacer un saqueo del vital líquido, una verdadera acción extractivista y donde poco o nada se ha realizado para remediar esa voracidad de más de un siglo; una materia prima (el agua para sus productos) que hoy, se pone en peligro severo su abasto y calidad (porque la mayoría del agua de los nuevoleoneses, procede de esa gran fábrica) y que, con el gobierno de los Medina y no se diga del Bronco, se ha estructurado un poderoso cartel, el “Cartel de la Tierra”, encabezando (por designios del actual gobierno estatal), los cuidados del Parque Cumbres, a Fernando Elizondo Barragán, presidente del Consejo de ese Parque y demás Zares inmobiliarios que se han ido aglutinando bajo el poder del Bronco, que, en el caso del proyecto Valle de Reyes, van figurando desde personajes como Luis González Parás (hermano de Nati), hasta Ramiro Guzmán de la empresa Marfil, como señaló ayer a El Horizonte, el ex alcalde panista por Santa Catarina (2006-2009), Dionisio Herrera y bueno, todo ello adobado bajo la protección jurídica del singular y poderoso despacho Santos-Elizondo. El Pueblo y la Naturaleza valen tres cacahuates ante el actuar de estos Carteles, pero, la alharaca por Valle de Reyes ha sido tal, que ya interviene la PROFEPA ante la FGR por cuatro denuncias interpuestas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), debido a las acciones de desmontes de los Zares inmobiliarios que se han estado denunciando en Parque Cumbres (El Horizonte 8/1/2020). Por lo tanto, la Justicia Federal, del gobierno de la 4T, debe de combatir tanta rapiña; esa Justicia debe de ser tratada a la luz de la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental y no de sanciones ramplonas; deben de ser investigados los tres niveles de gobierno implicados en tales maldades de saqueo de agua y tierras en Parque Cumbres y poner un valor económico a los impactos causados a los servicios ambientales que presta dicho Parque, lo que implica el uso de criterios de expertos en el tema, de peritos geológicos-ambientales, que obviamente, a ojos cerrados, estaríamos hablando de miles de millones de pesos que unas cuantas ratas del agua y la tierra, le han afectado a nuestro Parque. Como dijo ayer, Jaime Sada, en el bravo Whatsapp en que luego escribe: “Dios siempre perdona, El hombre algunas veces. La Naturaleza nunca…” Por eso, o pagan su maldad o a la cárcel esos bandidos que habían estado haciendo con el Pueblo y la Madre Naturaleza lo que les venía en gana para valorizar sus capitales. Por eso, sólo el Gobierno de la 4T y un verdadero movimiento de la Sociedad Civil y no gerentes o siervos de la oligarquía local, podrán salvaguardar nuestras montañas y garantizar un pleno disfrute para todos de los servicios ambientales que aún nos brindan ¡Órale! raurubio@gmail.com