LOS CANALLAS DE LA METROFINANCIERA

LOS CANALLAS DE LA METROFINANCIERA

RAÚL A. RUBIO CANO

Lo que no han comprendido o no quieren comprender los supuestos dueños de Valle de Reyes, la empresa Metrofinanciera y demás corifeos que la acompañan desde políticos de los tres niveles de gobierno, medios de comunicación, abogados, servidumbre del Poder Judicial, coyotes y demás fauna depredadora, es que el tiempo para haber construido su gran negocio inmobiliario llamado Valle de Reyes, ya se les pasó, porque sencillamente, las oportunidades que les brindaron las más de tres décadas del Neoliberalismo que gobernaban este país, en lo municipal, estatal y federal, van terminado y un cambio de régimen se ha impuesto democráticamente a lo largo y ancho del país. Metrofinanciera obtuvo una línea de crédito por 2 mil 570 millones de pesos, atravesando terrenos adquiridos a ejidatarios del cañón de Ballesteros, área natural protegida del Parque Nacional Cumbres de Monterrey (PNCM) y por lo que señala el reportaje de ayer del periódico El Norte, ese crédito, una parte va para pagar adeudos de esa empresa, y otra para arrancar ya sus obras, las cuales se ha visto recientemente cuestionadas, porque otros señores (cerveceros y refresqueros no quieren que les afecten la cantidad y calidad del usufructo de esas aguas procedentes del PNCM, que lo hacen desde hace más de un siglo); pero también, se ha desatado una conciencia social, ambientalista y académica, en sí, humana y de respeto a la Madre Naturaleza, que ya en otras ocasiones –a pesar del apoyo Neoliberal de alcaldes de Santa Catarina, gobiernos Estatales y Federales- les han bloqueado a los Zares inmobiliarios de Metrofinanciera sus ansias de impulsar ese desarrollo en tierras que son de un Parque Nacional, algo que por lo visto, también, esos desarrolladores (como igualmente los empresarios usufructuarios de sus aguas) no han comprendido o se hacen locos, y que sus asesores jurídicos (crápulas del Derecho) ni idea tienen de ello para andar promoviendo amparos que no tiene la más sólida fundamentación (más que el contubernio con autoridades judiciales, para haberles otorgarlo amparos en ese espacio de régimen Neoliberal, de más de tres décadas, y que se está extinguiendo aceleradamente con la llegada de AMLO y la 4T); “aboganster” que no han entendido o no quieren entender y hacen el gran negocio con sus clientes, violando la fundamentación jurídica de lo que es un Parque Nacional. Todo les funcionaba (más de 200 amparos lograron, en unas 6 mil hectáreas) porque –insistimos-, había un régimen Neoliberal, afín al saqueo de todo, violador y hasta destructor de la misma Constitución y todo lo avanzado como sociedad con el Estado Benefactor que emanó del proceso revolucionario de 1910. Así que, por más que le exijan a Fernando Elizondo su apoyo como fue en el desayuno de ayer con Zares Inmobiliarios para tratar el caso de Valle de Reyes en el Club Internacional, o de que corran “borregos” mañosamente, como lo que dijo ayer el Norte, a nivel de “balazo” y en primera plana: “Otorga Federación Crédito a firma propietaria de terrenos” ¡Vaya! como si el gobierno de AMLO les estuviera dando ya lana para esa truculenta obra inmobiliaria privada en un Parque Nacional, cuando en realidad, esa línea de crédito se otorgó en tiempos del inútil de Peña Nieto (como luego lo comenta el mismo Norte en el contenido de la nota): o, en redes sociales, de que van con todo para ahora sí, construir Valle de Reyes, etcétera. Bueno, lo que les podemos decir a estos rapaces y su servidumbre jurídica e informativa es: ¡Lástima Margarito!, ya les llegó la 4T y se ha desarrollado una lucha de doña Sociedad Civil por defender ese Parque Nacional. Basta consultar el artículo de Gilberto Fabela Ramírez. Revista Derecho Ambiental, Núm. 72-Año13, Agosto-Octubre 2016, para comprender: ¿Qué es un Parque Nacional? ¿Cómo se fue conformando jurídicamente, desde el artículo 27 Constitucional y demás leyes afines, una postura conservacionista impulsada por el gobierno del Presidente Cárdenas? Igualmente ¿Cómo los parque nacionales avanzaron en esa evolución jurídica? ya que en 1992 alcanzaron a contar con una Norma Oficial Mexicana para el manejo de los mismos y el manejo técnico de terrenos ubicados dentro de esos parques nacionales y donde, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) debe ser la directriz de los Parques Nacionales, derivándose que sólo el Ejecutivo Nacional puede otorgar autorizaciones de las actividades en los Parques Nacionales. Por lo tanto, esa línea de crédito de 2 mil 570 millones de pesos por esa Sociedad Hipotecaria Federal a Metrofinanciera, bien valdría que la UIF de Santiago Nieto, investigara a fondo el caso, porque es un crédito que se da sobre una tierra que antes que todo tiene un encuadre Nacional, es un Parque Nacional y también como Parque Nacional tiene su reglamentación respectiva de existencia ¡Basta ya! De estar diciendo que no hay reglamento para los cuidados ambientales de ese Parque Nacional, que es el Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Insistimos, los Zares inmobiliarios con el proyecto Valle de Reyes, quieren vender un terreno que le corresponde autorizar al Ejecutivo Nacional de acuerdo a la Ley General de Bienes Nacionales, palanca jurídica que el Presidente López Obrador y el movimiento de la 4T van operando para recuperar todos aquellos bienes de la Nación que los Neoliberales, saquearon, vilipendiaron o regalaron ¡Órale! raurubio@gmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x