LA PROTESTA DE WALDO FERNANDEZ

LA PROTESTA DE WALDO FERNANDEZ

ROBERTO GUILLEN
No me fue posible atender la singular protesta, que tuvo como escenario el símbolo de la riqueza obrera que ha levantado Monterrey. Me la perdí por atender los códigos de la Amistad. Que el Señor Bugatty se nos ha ido al Más Allá y era preciso apersonarse en la misa especial que le organizaron en el Cristo de la Montaña, esa bella iglesia del Contry, donde un esteta celebraba la Creación que somos al contemplar desde tan cerquitas los ocres del Cerro de la Silla.
Sí, me perdí la protesta en el corazón de la Macroplaza, pero nos enteramos de tocho morocho, gracias que una Heroína dela 4T, llamada Betty Barrón, nos hizo llegar unas fotografías y un video donde pudimos atestiguar los discursos de los oradores. Y de todo ello, me quedo con la expresión franca, regiomontanamente franca y perentoria, del diputado Waldo Fernández cuando señala que ese novedoso negocio que se traen las empresas mexicanas con las tiburonas trasnacionales gachupinas, y que le han dado en llamar esquemas de autogeneración de energía, no es otra cosa que un fraude, sí un vil fraude, ante una CFE maneatada por los intereses mezquinos y traidores de quienes nos han gobernado. Como periodista que soy, creo que es lo más notable y rescatable del evento (sobre todo, cuando socarronamente les dice: no, pos así cualquiera puede ser empresario). Claro, claro, a parte de contemplar a una macroplaza con los colores que distinguen a los trabajadores de la CFE, que no estaban reunidos ahí para exhibir su pendenciero fanatismo futbolero en las narices de Javier Aguirre. Nou, nou, nou… sino para defender el futuro de un barco donde vamos todos los mexicanos…y un puñado de gandules y traidores que solo piensan en ver crecer sus negocios y engordar sus cuentas bancarias. Precisamente por eso celebro que desde Monterrey la figura de Waldo Fernández haya levantado la voz, frente a una sociedad carente de un liderazgo, un liderazgo que vea más allá de sus fríos y personalísimos negocios.
Y así lo rubricó la sensibilidad de quien está llamado a protagonizar la lucha por la soberanía de México:
Lo que está en juego es la Dignidad de todos los Mexicanos.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x