LA GUARDIA CIVIL

LA GUARDIA CIVIL

GERSON GOMEZ

Es real la amenaza del crimen organizado. Por las calles se percibe los tentáculos de sus trabajadores. No existe una sola ubicación con algún acto delictivo registrado. Al sacar al ejercito de los cuarteles y a los marinos de sus embarcaciones, se le improvisó con quienes se supone, no cometen delitos contra la comunidad. Muchas de las actuaciones de la milicia han sido documentadas como desapariciones forzosas. Contrarias a los derechos humanos. La tropa obedece el mandato de su máximo comandante. Como parte de sus propuestas de campaña, Andrés Manuel López Obrador propuso reintegrar a los cuarteles a las fuerzas militares. A fin de salvaguardar las instituciones, relevando de sus actividades de patrullaje y de cuidados de civiles. Solo para eventos de desastre como el plan DN3. Desde la fatídica e improvisada Ley de Seguridad Interior, propuesta y aprobada por la anterior administración federal, incluyendo los tres poderes, se le cuestionó la naturaleza de sus propuestas. La renovación de una figura existente, como lo es en los Estados Unidos de América, de la Guardia Nacional, de antiguos reclutas, prestando servicio algunas semanas del mes, Andrés Manuel pretendió equivocado el fondo, de otorgar la concesión directiva a los militares. No encontró el eco justificante, sino el reproche, de sus correligionarios de MORENA, quienes enérgicos le cerraron por primera vez el paso franco, para dejar la futura corporación en manos de un civil.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x