LA CONSULTA DE LOPEZ…

LA CONSULTA DE LOPEZ…

POR DANIEL BUTRUILLE

Si le pone “mexicodecide.com.mx” a su navegador para encontrar el lugar de consulta más cercano a su domicilio para participar en la consulta para opinar sobre el NAICM y que reside en San Pedro Garza García en Nuevo León, se va a encontrar con una gran desilusión. San Pedro, municipio con más de 120 mil habitantes, no figura dentro de las primeras 538 ciudades más importantes del país. A pesar de su relevancia en PIB por habitante, a pesar del número de ciudadanos con capacidad de decisiones  a nivel nacional (e internacional) que residen en la ciudad, no habrá una sola urna para participar en la consulta. ¿Consulta? ¿Quién definió la ubicación de las urnas? Habrá dos en Santa Catarina y ninguna en San Pedro. ¿Qué nos dirá Tatiana Clouthier al respecto, ella quien es residente de San Pedro? ¿Habrá afrenta más grande? ¿Desprecio más insultante? Si acaso existían dudas sobre la sensatez de una consulta fuera de la legalidad, organizada para quien será responsable de respetar y hacer respetar la Ley, después de esto, quedan disipadas todas las dudas. Quien se aventó hace doce años mandando las instituciones al diablo, está ahora enviando al diablo cualquier respetabilidad. ¡Qué lástima tan grande! Tan necesaria era la sacudida del sistema político. Pero de esta forma tan agresiva, no se vale. ¿Se quedará callado Alfonso Romo? Por lo menos la mitad de los residentes de San Pedro serían usuarios del nuevo aeropuerto. ¿Por esto, no se les quiere incluir en la consulta? PD. Asombra la capacidad del juez oaxaqueño, Yairsinio García, protegido del ahora diputado panista Raúl Gracia, para cambiar de opinión en el espacio de un fin de semana y en un murmuro al oído del propio diputado. ¿Qué le habrá susurrado al oído? ¿Se sentirá seguro Miguel Treviño después de estos susurros? La independencia de un candidato de los partidos políticos no deja de tener limitaciones. ¡Qué lo diga el Bronco, sin mimetizar a Pinocho! La política sigue siendo un juego de tomar, dejar, aceptar y a veces rechazar. Desgraciadamente pocos saben rechazar. Y afortunadamente algunos que saben aceptar, tienen criterios suficientes para seguir el rumbo correcto. butruilled@hotmail.com

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x