JUSTO AL AÑO

Los de siempre, los beneficiarios de los presupuestos, al cumplir el primer año de labor del presidente Andrés Manuel López Obrador, salieron a manifestarse en contra.

Piden su remoción. Les parece inadecuado para continuar con sus labores de todos los días.

Poco mencionan los negocios inmorales. Donde muchos de ellos, de manera parcial, recibieron los beneficios. Con información privilegiada, respaldaron las inversiones a futuro.

En gran parte de la federación, los de chaleco blanco, trompican con los espacios comunes del ciudadano. No están acostumbrados de asumir la lucha ciudadana. Velan por los personales.

Para Andrés Manuel a cinco años de terminar su periodo presidencial, le inquirirán toda decisión de presente. Desean olvidar los doce años de alternancia panista y los seis de retorno priista.

De la fallida estrategia de seguridad, las políticas económicas y la neo liberalización de las regulaciones de parte del estado en áreas estratégicas de inversión.

A estos marchantes petulantes les interesa potencial el fracaso monumental de Andrés Manuel y de todos los mexicanos. Reclaman las prebendas y usan como soldadera a los empleados domésticos.

A quienes forzaron a salir a acompañarles, sin entender al detalle, la ventaja de revocar el mandato.

Dr. Gerson Gómez Salas.

Monterrey N.L.