GLIFOSATO: UN PELIGRO PARA MEXICO

RAÚL A. RUBIO CANO

Ayer, en el periódico La Jornada (10/8/2020), muy diversas organizaciones campesinas e indígenas, investigadores de la UNAM, UAM y de universidades de diversos estados de la República, periodista, profesionistas, ciudadanos de este país, firmamos carta dirigida al Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Lic. Andrés Manuel López Obrador, titulando la presentación del documento a media página como: “Glifosato: Un peligro para México”. Asegura el contenido de la mencionada Carta al Presidente: “Sr. Presidente: A través de este desplegado expresamos la necesidad de que el Gobierno que encabeza mantenga la decisión asumida de programar el retiro progresivo del glifosato de los campos de México. De acuerdo con la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el herbicida tóxico glifosato está clasificado como “probable carcinógeno en humanos”. El glifosato, así como otros herbicidas y plaguicidas altamente peligrosos, implican un cuantioso costo a los gobiernos y tienen consecuencias desastrosas para el medio ambiente, daña la salud humana y viola los derechos humanos de la población. El glifosato está lejos de ser un herbicida benigno y se debe avanzar en la prohibición de su uso en México. Lo anterior, además contribuye a dar cumplimiento a lo recomendado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que insta a diversas dependencias de gobierno a atender la mala gestión y manejo de los plaguicidas en México, en particular aquellos altamente peligrosos (PAP) como el glifosato. Contrario a lo que los representantes del sector agroindustrial pretenden instalar en la opinión pública, el glifosato sí es una amenaza para el bienestar de las personas y dañino para el medio ambiente, está ligado a la agroindustria y no es necesario para alcanzar la autosuficiencia alimentaria en nuestro país. Es posible producir alimentos más saludables y nutritivos sin utilizar productos químicos, con prácticas agroecológicas, modelo con el que se pueden mejorar los rendimientos, reducir los costos de producción y dar a las familias alternativas para dignificar su labor en el campo. Sr. Presidente, no dé marcha atrás en la decisión asumida por su gobierno de avanzar hacia la prohibición progresiva en el uso del glifosato para el año 2024. Es el primer paso para una transición agroecológica que nos dé autosuficiencia y soberanía alimentaria de manera sana y segura para México”. Firmando como responsable de la publicación: Aleira Lara Galicia, Directora de campañas / Campaigns Director. Greenpeace México ¡Órale! raurubio@gmail.com