¡FUERA RATAS DEL PARQUE NACIONAL CUMBRES!

RAÚL A. RUBIO CANO

Parque Nacional Cumbres de Monterrey, su tierra y sus aguas, son bienes nacionales y por lo tanto, deben de ser salvaguardados como bienes de la Nación y, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), el Ejército, ya debe de entrar a ese Parque Nacional a defender esos bienes y evitar que unos cuantos pillos sigan haciendo de las suyas para agandallarse tierras y aguas, mínimamente, urge la presencia de la Guardia Nacional. Las ratas de la Tierra y el Agua deben de ser paradas y castigadas, hay metodologías científicas para cuantificar los impactos causados y el pago que deben de realizar por las acciones de las remediaciones que se tendrán que efectuar para regresar la vida a las afectaciones que hayan causado al Parque Nacional los Zares inmobiliarios y sus políticos serviles o empresarios rapaces y sin escrúpulos, que por décadas han hecho suyas las aguas de dicho Parque Nacional. La Cuarta Transformación, no puede permitir más saqueo, más corrupción e impunidad en un Parque y sus servicios ambientales que son de todos y no algo exclusivo de unos cuantos sinvergüenzas. Que quede claro, la defensa de las aguas nacionales le corresponde estructuralmente al Ejército, también a la Marina, es un asunto de seguridad nacional, porque las cuencas del agua de ese Parque Nacional, deben garantizar el desarrollo humano y su sano acceso al agua. Las aguas del Parque Cumbres, deben de ir a beneficiar a las comunidades (como la nuestra, área metropolitana) pero, luego resulta, que estas han sido marginadas de beneficio alguno. Se pierden al año el equivalente a una Presa de El Cuchillo, con un costo que oscila entre mil y tres mil millones de pesos al año, depende cómo se tase el valor de esa agua misteriosamente “extraviada”, ya sea a precios para consumo doméstico, no se diga a precios para industria (Doctor en hidrología, Jaime Leal Díaz ¡Dixit!), por eso, no es de extrañarnos la vil quiebra de Agua y Drenaje ¡Miles de millones de pesos sin cobrar! El Artículo Cuarto de la Ley General de Aguas, indica que el agua es un bien público de la Nación y de uso común, no privado, y este bien proviene de la Naturaleza; igualmente, el Artículo Cuarto, fracción Cuarta y Novena, hablan de la obligación de suspender o cancelar actividades que amenacen al medio ambiente y/o la salud de las personas en el corto, mediano, o largo plazo, pese a que no existan pruebas científicas suficientes que vinculen tales actividades con el deterioro de dicho bien. Igualmente, debemos recordar que si en los gobiernos Neoliberales buscaron modificar la citada Ley de Aguas, para privatizar el agua: ello es nulo. Porque este bien es de la Nación, de uso común y por lo tanto, le corresponde a los gobiernos de los Estados, suspender cualquier actividad que atente contra su privatización, en esa línea, no hay excusa para no intervenir en defensa de tierras y aguas del Parque Nacional Cumbres de Monterrey por el gobierno Bronco, como con sus declaraciones ha querido escabullirse de ello, el secretario de ese gobierno, Manuel González. Todo indica que González, debe de regresar a las aulas universitarias, porque no tiene idea de lo que es un bien nacional protegido, no sólo por la Ley de Aguas Nacionales, sino en sí, por la Ley de Bienes Nacionales, misma que ya está permitiendo recuperar aquellos bienes que buscaron ser privatizados por los anteriores gobiernos Neoliberales, atentando contra la Constitución, una situación en donde AMLO y la Cuarta Transformación van avanzando para el rescate de los Bienes Nacionales que habían sido pendejamente succionados del Patrimonio Nacional (Plataformas marinas, aguas superficiales, someras y profundas, minería, playas, etcétera), en fin, la 4T ¡Avanza! Y el saqueo de tierras y aguas del Parque Cumbres de Monterrey no puede quedar impune ante ese avance de la 4T ¡Fuera ratas del Parque Nacional Cumbres de Monterrey! y ¡Ejemplar castigo a las mismas por sus atrocidades a un Bien Nacional! ¡Justicia, Justicia, para nuestro Parque Nacional! Por cierto: ¿Dónde está esa entelequia del alto empresariado regiomontano, llamado Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey, responsable del Plan Hídrico 20-30 que le impusieron al gobierno Bronco -creadores del estúpido y sinvergüenza proyecto de presa Libertad- y, promotores de toda esta guerra del agua que ya desataron y que hoy, no saben en dónde esconderse ante el avance de la 4T y la indignación popular? ¡Órale! raurubio@gmail.com