EL PODER DE LA COMUNIDAD

ROBERTO GUILLEN
Más allá de poses burocráticas, más allá de protagonismos busca-huesos, nos hemos encontrado con el proyecto cultural Tirando Esquina, que encabezan Pack Zamora y Diana Cepeda, ambos unidos por la magia musical que los ha llevado a la colonia Lomas Unidad Modelo, donde no solamente organizan a la comunidad Otomí, sino que también ya cuentan con un grupo de niños cantores. Y su compromiso y accionar humanitario ha transitado con el cariño de la comunidad, que lo han llevado a la formalidad de una Asociación Civil que hoy lleva por nombre Fomento Educativo Intercultural, ya en su cuarto aniversario. Porque siempre hemos creído que constituir una organización en forma, en serio y con todas las de la ley, es algo así como el pedigree de tu compromiso social. De tal manera que no resulta gratuito ver llegar al banco de alimentos de la organización CARITAS DE MONTERREY, mientras Pack y Diana sesionan en pleno salón comunitario con las integrantes del comité otomí: Jessica Avila, Juani Juárez, Nohemí Dionisio, Angélica Martínez y María Elena Piña.

Dónde esta la encargada?, pregunta el chofer del camión que ya trae los alimentos para la comunidad de los y las otomies. Por lo que Pack se ve en la necesidad de interrumpir la sesión para lanzarnos todos, en equipo, como una auténtica comunidad, a descargar el camión que nos ha traído pepinos, naranjas, toronjas,zanahorias, pan, harina, galletas, pastelillos y entre otros alimentos. La organización de beneficiencia pública solicita un cobro simbólico y a la vez las integrantes de la asamblea otomí se disponen a elaborar paquetes de despensas para venderlas a un precio sumamente accesible, esto, con el objeto de costear sus compromisos,actividades y festividades de la comunidad que habita en las Lomas Unidad Modelo. Entonces tienen que contabilizar unidad por unidad para determinar el contenido de cada despensa. Para lo cual han dispuesto de una serie de mesas sobre una cancha de futbol, donde las heroínas otomíes de manera diligente organizan la faena de las despensas, mientras por los ventanales del salón comunitario se escuchan las voces de los chiquitines que entonan a coro a la tradicional llorona:

“El que no sabe de amores, llorona, no sabe lo que es martirio
El que no sabe de amores, llorona, no sabe lo que es martirio”

El periodista se observa flotando sobre un ensueño aquel sábado 2 de octubre. Ha encontrado la expresión indicada para escribir su articulo:
Esto es el Poder de la Comunidad…