EL MEXICO DE LA 4T: UN LABORATORIO POLITICO MUNDIAL

Xavier Araiza

Van estos apuntes preliminares en tono de comentario. Las ideas serán desarrolladas en varios artículos, quizás un ensayo, tal vez en forma de teatro.

Coincido con Jorge Zepeda Patterson en lo esencial planteado en su artículo “Manifiesto en contra de Se Los Dije” publicado en el portal Sin Embargo.Mx

Nunca creí en los Santos de la política, menos en los Mesías presidenciales, tampoco en los falsos liberales capaces de conspirar con métodos inquisitoriales como los chicos malos de la Calle Berlín (Enrique Krauze y sus a amigos). Me da pena que mis amigos de la izquierda ultra, que cultivan el dogma, no se hayan percatado que en la elección pasada: ni Lenin (el ruso, no el traidor de Ecuador), ni Trotsky, ni Gramsci, ni Fidel Castro, ni el Subcomandante Marcos participaron como candidatos a la presidencia de la República.

De la derecha ultra digo que simplemente es patética (sus ideólogos principales son Fox y Calderón). De los morenistas diré que hay de dulce, chile y de manteca, unos luchadores sociales auténticos, otros logreros y muchos oportunistas. El PRI, el PAN (que hasta hace poco se parecían como hermanos gemelos) y el PRD, el MC dan lástima, incluyendo a los compañeros de viaje de Morena: PT, PES, VERDE.

López Obrador NO es un político improvisado: es un Zoon Politikon complejo. Para quienes lo odian pavlovianamete comete errores mayúsculos y no tiene credibilidad; pero es idolatrado por quienes no ven error político alguno y con fe ciega creen en él. Sin duda es un político Sui Generis, que gobierna un país que ha recorrido, conoce bien y sabe que iba a la debacle (la violencia del crimen organizado, y el desorganizado, son manifestaciones y herencia “maldita”), que forma parte, verdad de perogrullo, de un mundo también en decadencia (¿alguien cree que existe la llamada globalización del “mercado libre”?) agitado por graves contradicciones generadas por el capitalismo depredador que antecede y va más allá del neoliberalismo, una de sus caras (neoliberal es el Chile hoy mismo en llamas; neoliberal es USA y su gobierno estilo Ubu Rey).

En fin, hace falta el análisis teórico profundo, abierto (sin Pensamientos Únicos de derechas e izquierdas), de las contradicciones desatadas en el PROCESO de la llamada 4T y sus efectos positivos ya vistos y por ver. En este contexto imprevisible e inquietante, algo es evidente: los golpistas y sus medios se organizan (Reforma es el más obvio y visible), los liberales auténticos están pasmados y las izquierdas variopintas siguen dispersas. México es un laboratorio político mundial. ¿Será suficiente volver al Estado Benefactor, decretar el fin del neoliberalismo cuyo caldo de cultivo ha sido siempre el capitalismo? El debate (y los insultos) entre Fifis y Amlovers es muy elemental, deja de lado la profundidad (positiva y negativa) de los cambios actuales en México y el mundo.

Por lo pronto digo que el espíritu de seriedad en política, como en la vida cotidiana, la mayoría de las veces es muy aburrido. Un “Estadista Serio” a veces esconde pulsiones autoritarias. El humor relaja la histeria derechista y las falsas ilusiones izquierdistas.

P.D. Ah, yo voté por AMLO. Y si se repitiera otra vez la elección de Julio 2018 (planteamiento absurdo: la historia real no se repite como si fuera una puesta en escena teatral) votaría por él. Anaya y Meade parecían personajes de una repetitiva y mediocre telenovela, interpretada por malos actores en el elenco de sus partidos desprestigiados por la tragedia que ellos mismos montaron en el escenario nacional.