EL ABOGADO PAYAN Y EL COMPROMISO CON LOS CIUDADANOS

EL ABOGADO PAYAN Y EL COMPROMISO CON LOS CIUDADANOS

ROBERTO GUILLEN

Hoy tuvimos la grata oportunidad de coincidir con gente valiosa que lucha por una Causa. Gente profesional que no se explica el orden de las cosas, sino es a través del mismo Derecho. Abogados que les va la vida en su misma vocación , y que al ver la parálisis en que se encuentran encharcadas las funciones del poder judicial, pues no vacilan en organizarse, convocar a todos los colegios de abogados de la ciudad, y juntos levantar la voz para echar abajo la disfuncionalidad de quien debería hacerle honor a eso de que la Justicia en México y en cualquier parte del mundo debe ser EXPEDITA. Que gusto nos dio encontrarnos en el Asador Restaurante – donde se come el mejor machacado de la ciudad- con los licenciados Ernesto Villarreal Landeros y Luis Payan, quienes a nombre de los abogados de la ciudad, manifestaron su inconformidad por el tortuguismo que prima entre los funcionarios del poder judicial. Mientras la vida bulliciosa vuelve a los restaurantes y centros de diversión, resulta preocupante que los juzgados todavía pretendan manejarse mediante inoperantes telefonazos o los vericuetos de la virtualidad, que lo único que provocan es retardar los procesos y afectar la misma profesión de ejercer la abogacía. En suma, un daño a la sociedad, por una casta dorada que ha sido insensible, cretina y sorda a los reclamos de los abogados. Esperemos que estas líneas las lean don Arturo Salinas y su más cercanos colaboradores, porque hasta ahorita les ha importado un cacahuate modificar sus tareas y operaciones. De lo contrario, ya veremos a todos los colegios de abogados de la ciudad, organizándose para hacer un reclamo justo y apremiante.
Esa mañanita nos dio gusto saber que el abogado Payán está a cargo del Colegio de Abogados Electorales «Regeneración Ciudadana», un organismo independiente que busca la transparencia en todo proceso democrático. Se acaba la pandemia y resurgen las figuras que buscan transformar su tiempo, las instituciones y su estado de cosas, muy a pesar de la sordera y la ceguera de eso que llaman burocracia.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x