DEL MOVIMIENTO SOCIAL A LA PROPUESTA LEGISLATIVA

DEL MOVIMIENTO SOCIAL A LA PROPUESTA LEGISLATIVA

SERVIR AL PUEBLO E INFORMAR
Lupita Rodríguez Martínez
El Porvenir 27-Ago-19

Monterrey.- El derecho a la información de la ciudadanía es, a la vez, una obligación de cualquier autoridad que reciba y ejerza recursos públicos o realice actos de autoridad en el ámbito federal, estatal y municipal.

Por tal disposición constitucional se debe garantizar a la ciudadanía el ejercicio del derecho de acceso a la información en posesión del Poder Legislativo (Artículo Sexto) y bajo dicha obligación los y las diputadas debemos rendir un informe anual de actividades legislativas y de gestión social ante los habitantes de cada uno de los distritos en donde resultamos electos (Artículo 18 Bis del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso del Estado).

En cumplimiento del Reglamento, quienes integramos el Grupo Legislativo del Partido del Trabajo en la LXXV Legislatura del Poder Legislativo de Nuevo León hemos acudido a rendir cuentas ante diferentes comunidades y grupos ciudadanos para que conozcan nuestra labor legislativa, gestiones sociales y demás tareas inherentes, con el fin de que evalúen la efectividad de nuestro desempeño y los aportes a las causas del pueblo y al bienestar de la sociedad nuevoleonesa.

Como representantes populares estamos haciendo lo que siempre hemos hecho como ciudadanos; es decir, servir al pueblo y abanderar las demandas y necesidades que la gente nos plantea y, sobre todo, gestionar sus soluciones dándoles cauce y voz desde la máxima tribuna popular de Nuevo León.

Desde hace 47 años el movimiento urbano-popular Tierra y Libertad lucha por la transformación pacífica de nuestra sociedad en aras de mejores condiciones de vida y de mayor bienestar, sobre todo de quienes menos tienen, los millones de depauperados que por muchos sexenios se le ha negado el derecho al progreso. Al enarbolar las banderas revolucionarias zapatistas y hacer propios los ideales de que la tierra es de quien la necesita y la trabaja, nuestra lucha es por los derechos fundamentales de la población a tener un techo digno donde vivir, a educarse, a tener salud, al trabajo y a tener buenos salarios. Por ello, desde el principio definimos que la lucha no sólo era por un lote de 15 x 30, sino por uno más grande que se llama México, a través de un gobierno que no olvidara a los pobres, que atendiera sus demandas y resolviera sus problemas.

Es la lucha de las organizaciones sociales de masas surgidas de los movimientos sindicales, obreros, campesinos, estudiantiles y magisteriales por la toma del poder. Pero, del poder para servir al pueblo y no servirse de él, que nos permita construir el poder popular desde abajo, desde el barrio, la colonia, el ejido, el trabajo, la escuela y todas las trincheras de la vida política y social.

Luchamos por el cambio radical mediante la justicia social, la democracia participativa, el desarrollo sustentable y las políticas públicas de bienestar económico y social dirigidas a la primera infancia, juventud, mujeres, campesinos, indígenas, adultos mayores y personas con discapacidad.

En el Primer Año de Ejercicio Constitucional presentamos 21 puntos de acuerdo, 24 iniciativas de reforma a leyes, 4 iniciativas de reforma constitucional y 5 iniciativas de ley con base en la Agenda Legislativa del Partido del Trabajo y llevamos a cabo miles de gestorías en materia de educación, salud, trabajo, vivienda, transporte, cultura, deporte, seguridad y servicios de agua, luz, gas, etc.

En cuanto a las iniciativas de ley propusimos crear la Ley de Educación Inicial para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia, la Ley de Protección al Parto Humanizado y la Maternidad Digna, la Ley Fomento al Uso de Bibliotecas Públicas, a la Lectura y al Libro, la Ley de Ética y Buenas Prácticas Parlamentarias y la Ley para el Reconocimiento Magisterial.

Respecto a las iniciativas de reforma constitucional promovimos universalizar la educación inicial durante la primera infancia; introducir la figura de escuela para madres y padres; obligar a los funcionarios estatales y municipales a contestar las peticiones ciudadanas en breve plazo e, indemnizar a los particulares por violaciones a sus derechos humanos.

Sobre las iniciativas de reforma a diversas leyes propusimos tipificar la prostitución y la pornografía infantil como delitos graves y el fraude familiar contra el patrimonio conyugal en el matrimonio, además ofrecer atención especial a mujeres indígenas, ampliar la licencia de paternidad con goce de sueldo a causa de parto de la esposa o enfermedad grave del hijo y transitar de los productos de plásticos de un solo uso a los materiales biodegradables, entre otras.

Son demandas sociales cuya información se incluirá en el Informe Anual de Labores del Presidente del Congreso, que por primera vez rendirá este 28 de agosto en Sesión Extraordinaria, para informar de viva voz y de forma institucional sobre el trabajo de los 42 Legisladores.
1

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x