ABROCHENSE LOS CINTURONES..

ABROCHENSE LOS CINTURONES..

POR DANIEL BUTRUILLE

 

El senador Ricardo Monreal, coordinador de la banca de Morena en el Senado lanzó el primer misil para tantear las aguas financieras. Anunció una iniciativa (según esto presentada a título individual y no en representación de Morena, ¿quién se lo cree?) para disminuir, controlar, ¿eliminar? las comisiones bancarias que aseguran una buena parte de los ingresos de los bancos, y en particular de bancos extranjeros cuyas sucursales mexicanas resultan ser la más rentable de su red de inversiones en el planeta. El resultado fue un terremoto seguido de un tsunami cuyas consecuencias sobre el mercado financiero están por verse. Retroceso de 5.8% en la Bolsa de Valores, el peor reverso bursátil desde 2011, y esto que no hay crisis financiera en el país, lo que a Morena y a AMLO no le va ni le viene. ¿Qué tal le va a Poncho Romo? Baja de casi 12% en las acciones de Banorte, el principal banco mexicano,  de la familia Hank, de más de 10% en Inbursa de Carlos Slim y más de 8% para los españoles de Santander, a pesar de la visita de la Señora Botín con AMLO en semanas recientes. En total, una desaparición de capital por 85 mil 400 millones de pesos. Por más que Ricardo Monreal se haya apurado en precisar que era una iniciativa personal y no del partido, el daño ya está hecho. El senador y ex gobernador, campeón de la irresponsabilidad, se apresuró en aclarar que la bancada de Morena estaba dispuesta a escuchar propuestas (¿no que era una iniciativa personal?), y que no había urgencia en resolver, y que iban a escuchar a todos, el daño está hecho. Las intenciones controladoras y reguladoras en exceso están puestas sobre la mesa. Ni imaginar que este movimiento se haya hecho sin la anuencia de AMLO.  A este ritmo, la Bolsa de Valores habrá perdido la mitad de su valor en el próximo año. El capital estará huyendo de México a paso acelerado. Y todavía no toma posesión el presidente electo. ¿Estarían justificados los temores de venezolización del país? ¿Amor y Paz? U ¿Odio y Agresión? (hacía el capital invertido en México). Las promesas de campaña que se iban a esperar tres años antes de proceder a ajustes significativos, resultó en eso, una promesa sin sustento. Parece que AMLO, inflado por su 53% de votos a favor ha decidido no esperar los tres años que había prometido antes de sacudir el avispero para construir un sistema nuevo. Abróchense los cinturones. La intentona de Ricardo Monreal muestra que las cosas serán peores a partir del 1º de diciembre. PD. ¿No habrá mejor forma de negociar con los bancos para ajustar las comisiones a niveles razonables para las dos partes? ¿A fuerza se tiene que propiciar el rompimiento, el enfrentamiento y una situación de vencedor / vencido para justificar 12 años de una campaña electoral interminable? Ya falta poco para saber cuál es el verdadero objetivo del Peje. Poco a poco lo va revelando. Ojalá se atreva a acabar de revelarlo completamente durante su toma de posesión del próximo 1º de diciembre. butruilled@hotmail.com

 

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x