TOO LATE QUERIDO PACO, TOO LATE

TOO LATE QUERIDO PACO, TOO LATE

JOAQUIN HURTADO

El muy querido amigo sacerdote Paco Gómez Hinojosa llama al diálogo entre las partes en conflicto ante los temas del matrimonio gay y ley antiaborto. Paco funge como vicario general de la Arquidiócesis de Monterrey. Supongo que debe tener muchísimo trabajo, por eso en su llamado hay cierto prurito de ingenuidad, de inocencia angelical sostenida en la desinformación cuando propone acercamiento entre dos posiciones en franca colisión. Digo que es pura ingenuidad de este importante funcionario católico el llamado al debate civilizado ya que llega muy tarde. Primero habría que aclarar dos errores en sus planteamientos. Primer error: La iniciativa para legalizar los matrimonios igualitarios no surgió de la actual legislatura, sino que fue un dictamen de inconstitucionalidad que la SCJN envió al Congreso local que muy a regañadientes tuvo que acatar para evitar consecuencias legales. Los diputados jamás se posicionaron motu proprio en una visión de izquierda progresista, sino que siempre se mantuvieron en la derecha conservadora más retrógrada. Segundo error: los diputados descongelaron la iniciativa «a favor de la vida» con tanta premura que a propios y extraños nos tomó por sorpresa. Las posiciones de extrema derecha campearon a sus anchas en todo el proceso amañado hasta desembocar en una reforma constitucional que enardeció a los grupos feministas que abogan por el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, y a la ciudadanía la dejó en el marasmo. El efecto péndulo en nuestro Congreso jamás ocurrió. Es una legislatura de derechas. Punto. En este artículo también falta la autocrítica eclesial sobre la intromisión -fenómeno insólito ya que los curas romanos no llegaron a usar tanto su poder- de agendas reaccionarias de los grupos evangélicos ultraconservadores en la cosa pública, en la res política de nuestro estado, asunto que debería preocupar tanto a la feligresía de la Arquidócesis regia como a quienes nos hace ruido la paulatina erosión del estado laico en las funciones de gobierno. Too late, dear friend, too late.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x