LA FERIA DEL LIBRO Y SUS RECURRENTES DESENCANTOS

LA FERIA DEL LIBRO Y SUS RECURRENTES DESENCANTOS

POR Xavier Araiza

  1. REGIOLANDIA LA MALTRATADA

La feria del libro

Casi todo en Monterrey y su área metropolitana, decae, se vuelve rutina, impostura, fuegos de artificio, desencanto, histeria conservadora. En este panorama triste y opaco, la feria del libo es ya una pálida sombra de lo que fue los primeros años, editorialmente hablando. Su deterioro se hizo patente en la época del delirio modernolatra que convulciono a los empresarios neoliberales y al gobierno de Naty el faraónico, cuando hace 11 años, en pleno sainete del «Forum ¿Internacional? de las culturas y el conocimiento», el Tecnológico de Monterrey le dedicó su feria librera ¡¡¡a CEMEX!!!, empresa regiomontana que produce cemento, NO libros, cultura o conocimiento. Polvo de aquellos lodos cementeros, ahora no hay más espacio destacado para editoriales de otros países, crece la oferta de chucherías y los negocios de comida. Y se cobran 20 pesos nomas por entrar. La economía, la política, la sociedad, la cultura en Regiolandia, también están en crisis. Y se ahondará si sigue el conformismo, la falta de crítica y autocrítica de los intelectuales y artistas, académicos y estudiantes, el neomedievalismo inquisitorial-religioso de los conservadores, la banalizacion y sensacionalismo informativo de los medios (periódicos, radio, televisión, redes sociales en Internet), la censura en las universidades e instituciones culturales.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x